Fuente: La Nación

Todo quedó filmado. Las imágenes son estremecedoras. La filmación, que dura 2,43 minutos, parece ser una prueba irrefutable para la Justicia. Cinco policías fueron detenidos acusados de haber torturado a dos jóvenes detenidos en el patio de una comisaría.

El hecho, que ayer conmovió a todos por Internet, ocurrió en una seccional de la localidad de General Güemes, situada a 50 kilómetros de Salyta, al norte de Argentina

Al ver este video, el gobierno provincial pidió a la Justicia la captura de los policías, que fueron acusados de apremios ilegales, a quienes calificaron como “delincuentes vestidos de policías”.

En las imágenes grabadas, se supone por un policía que se arrepintió y entregó el video a sus superiores, se ve cómo uno de los policías le coloca a uno de los detenidos una bolsa de nylon en la cabeza. Acto seguido se observa cómo uno de los acusados se dirige al preso, que sólo está vestido con un calzoncillo y esposado por la espalda le habla, como interrogándolo.

Por lo que se puede ver en las grabaciones, el joven parece negar con la cabeza y le respondió: “Te juró que no sé… te juro que yo no vi al asesino”.

El policía miraba hacia arriba y, no contento con la respuesta, toma de la nuca al muchacho y ajusta la bolsa de nylon. Casi le quita la respiración. En ese instante, los gritos del detenido son desgarradores. Se escuchan gemidos y una súplica del preso: “¡Basta… la respiración!”