La Superintendencia de Salud informó hoy que las Isapres se embolsaron 48 mil millones de pesos en los tres primeros meses de este año como excedentes de las cotizaciones de salud.

El dinero pertenece a más de 700 mil cotizantes que pagaron más por el siete por ciento en salud que el costo del plan asegurado, los que en promedio son 61.653 pesos por cada uno, plata que no vuelve al bolsillo pero dí se devuelve en algunos casos para comprar remedios.

Además se informó que en abril las isapres devolvieron 17 mil millones de pesos por excesos de cotizaciones, lo que benefició a 351.008 afiliados, el 23% de la cartera. Así, uno de cada cinco cotizantes recibió un cheque de devolución de $48.271 promedio, que sólo el 55% había sido cobrado hasta el 31 de mayo.