El senador del Partido por la Democracia, Eugenio Tuma, calificó como irresponsable la decisión del Gobierno de designar al ex fiscal Alejandro Peña para crear una unidad especial en La Araucanía en el denominado “conflicto mapuche”.

Para el legislador, esta decisión “pone en serio riesgo la paz social de la zona, ya que no da garantías de respeto de los derechos humanos de la comunidad mapuches y no mapuche y confirma la política de represión que impulsa el Gobierno”.

De esta manera abordó el jefe de la bancada de senadores del PPD, la resolución de enviar al actual jefe de la División de Estudios del Ministerio del Interior, Alejandro Peña, a constituir en Temuco una “unidad permanente y especializada de abogados para el seguimiento de las querellas criminales” en esa región.

Frente a esto, Tuma destacó que “no pudimos quedar en peores manos ya que su llegada a la región no da garantías para liderar ningún proceso, programa o acción tendiente a resolver el conflicto mapuche y menos para encontrar a los responsables de estos atentados que afectan la paz social de nuestra región”.

Agregó que la designación de Peña “confirma la línea de un gobierno represor, que no aborda la problemática de nuestra región y que en nada contribuye en las soluciones que esperan todos los sectores: la multigremial, los agricultores y las comunidades que demandan respuesta a sus derechos territoriales y políticos”.

Tuma expresó que se requiere diálogo entre las partes y bajar la tensión, lo que se ve alterado con la decisión del Ministerio del Interior de enviar al ex fiscal a la zona.

“La Araucanía merece respeto, el conflicto es muy serio y lo que se requiere es constituir una instancia de diálogo y negociación efectiva, que permita recobrar la paz social y avanzar en los problemas de fondo. El gobierno deberá hacerse cargo del nuevo clima de tensión que ha provocado en la comunidad”, sostuvo.

A estas críticas se sumaron las del diputado René Saffirio, quien señaló que es una “pésima señal para el diálogo que se requiere con urgencia en La Araucanía”.

“Lo hemos dicho hasta el cansancio, criminalizar la situación mapuche en el sur del país es el peor de los caminos; la avanzada policial provocará sólo más violencia y la presencia del ex fiscal Peña, quien además, ha sido severamente cuestionado por su actuación en el Caso Bombas, es una muestra más de la estrategia del Gobierno y del abandono del diálogo como propuesta para llegar a una solución” afirmó el parlamentario.

Además recalcó que “difícilmente el Gobierno podría haber elegido a una persona menos calificada, es una pésima señal, inexplicable”.