Según Cooperativa, la Contraloría ordenó al Gobierno Regional del Maule regularizar una serie de situaciones contables medias truchas que ocurrieron entre el dos mil seis y el dos mil nueve. Después de la auditoría, salió Jaime Durán Meza, funcionario de la intendencia.

Rodrigo Galilea, intendente del Maule, dijo a la radio:

“Se descubrieron anormalidades en la contabilidad de la región por una suma cercana a los 3 mil millones de pesos por diferentes razones. La Contraloría ha pedido regularizar esas cuentas que se originaron entre los años 2006 hasta el 2009 por no decretar dinero, contabilizaciones no hechas, o anticipos no rendidos. En fin, hay una serie de diferentes factores que suman esta suma tan importante”.

Galilea dijo que ahora están en conversaciones con la Dirección de Presupuestos para que la plata no sea descontada del presupuesto de la región.