El Administrador Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray, solicitó a Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), que los jugadores Jonathan Botinelli e Ignacio Piatti no jueguen en el Torneo Inicial de ese país hasta que no se esclarezca la situación de sus transferencias, donde está metido el club del Aconcagua, Unión San Felipe

El asunto comenzó con lo que él llama las “poco transparentes de los futbolistas Jonathan Bottinelli e Ignacio Piatti”, donde en el primero de estos casos Unión San Felipe recibirá 1,7 millones de dólares por el traspaso del defensa central desde San Lorenzo a River Plate, pese a que el jugador nunca jugó por los del Aconcagua.

En Argentina sospechan que ese hizo una triangulación para ocultar los verdaderos valores de la transacción, porque los fondos se deberían depositar en un banco de Miami y también existiría la participación de una empresa en las Islas Vírgenes, el famoso paraíso fiscal del Caribe.