El diario The New York Times se sumó a la larga lista de medios internacionales que denuncian los abusos de la policía chilena durante las manifestaciones, hablando directamente de torturas en un reportaje en el que relata el trabajo de los observadores de derechos humanos en el país.

En conversaciones con los observadores, el diario relata las graves denuncias que desde La Moneda no han querido ver:

“Tenemos que registrar la evidencia de lo que estamos viendo”, dijo Marta Cisterna, de 45 años a The New York Times. “Nadie más está monitoreando las acciones policiales”.

“Estamos hablando de tortura: ellos acusaron que les metieron sus cabezas a la fuerza en tazas del baño, apuntaron con armas contra sus cabezas, que fueron golpeados hasta quedar inconscientes y que un oficial de policía se bajó los pantalones para mostrar sus genitales. Estos estudiantes fueron secuestrados en la práctica, detenidos en un autobús de la policía durante un máximo de ocho horas”, relató Cisterna.

“Algunos estudiantes han sufrido lesiones en la cabeza, narices rotas, convulsiones y problemas respiratorios, y otros han sido pisoteados por los agentes de policía a caballo. Según señalan los observadores, cada vez hay más detenidos que denuncian actos de humillación sexual por parte de la policía”, narra el texto.