La policía de Malasia clausuró esta semana un lavadero de autos que ofrecía una promoción en la que sus clientes, luego del noveno lavado, podían acceder a tener sexo con una prostituta contratada por el negocio.

Este inusual “programa de recompensas” nació de una asociación entre una casa de masajes eróticos y el lavadero de autos, informó el periódico Malay Mail. La Policía declaró que descubrieron la “promo” cuando allanaron el local de masajes ubicado en Kuala Lumpur, y descubrieron que varios de los clientes pagaban con cupones emitidos por el lavadero de autos.

“Para acceder a la oferta de una sesión de sexo gratis, los clientes debían llevar nueve veces su auto al lavadero, y así recibían un voucher para hacer efectivo en la casa de masajes”, informó el oficial Emmi Shah Fadhil de la Policía Malaya.

Luego del procedimiento, nueve mujeres que se cree que son prostitutas, y cuatro hombres sospechados de ser los dueños de la casa de masajes fueron arrestados y llevados al destacamento policial para ser interrogados. Mientras, las investigaciones del caso avanzan y el lavadero permanece cerrado.

Fuente: http://www.noticiaslocas.com