Skeleton Bar


Si eres fan de la famosa película Alien, has encontrado el bar perfecto. Se encuentra en la ciudad suiza de Gruyeres y es una auténtica, aunque aterradora, obra de arte creada por Hans Rudi Giger, diseñador de arte de este largometraje. Simula el interior de un monstruo y está decorado con un mobiliario que te dejará sin palabras.

The Marton


Si te sienta mal la comida, en este restaurante de la ciudad de Taipei, en Taiwan, lo tendrás fácil, puesto que estarás literalmente sentado en un váter. La comida se sirve en orinales y las mesas son bañeras gigantes. Además, el diseño de los platos también va acorde con la decoración y los excrementos son los más solicitados por los clientes.

Zetor Bar


Es uno de los locales más típicos de la ciudad de Helsinki, en Finlandia. Todos los platos y las bebidas que se sirven son 100% finlandeses, pero la peculiaridad reside en que puedes comer subido a cualquiera de los tractores de la marca Zetor que decoran el restaurante. También puedes disfrutar mientras comes de la mejor música pop rock naciona

Bar Árbol


En este caso, no es a la sombra de los pinos, pero sí en la copa de un árbol baobab de 22 metros de alto y 43 metros de diámetro donde podrás disfrutar de una cerveza al aire libre en plena naturaleza. El bar tiene capacidad para 15 personas, se encuentra en Limpopo, Sudáfrica, y es idea del matrimonio Doug y Heahter Van Heeder.

Estrella Bar


¿Qué te parece cenar en el Mar Rojo pero sumergido a seis metros bajo el agua y a 90 metros de la costa? Si te gusta la idea puedes hacerla posible en el único bar submarino del mundo y ambientado acorde con el fondo del mar. Está en la ciudad de Eilat, Israel, y además de restaurante, es un observatorio del fondo marino.

La Casa de los Hobbits


Seguramente Frodo Bolsón, protagonista de la trilogía “El Señor de los Anillos”, elegiría este lugar para disfrutar de una buena copa. No está en la Tierra Media pero sí está habitado por hobbits. Es un restaurante donde todos sus camareros son enanos y lo mejor del local es que tiene una carta con más de 100 tipos de cerveza.

The Clinic


Está en la ciudad asiática de Singapur y su decoración es más que peculiar. El local está ambientado como si fuera un hospital: con sillones con forma de pastilla, los camareros van ataviados de doctores, la bebida la sirven en bolsas de suero… Ahora sólo tienes que elegir si prefieres comer en la sala Morfina o en la Ántrax. ¡Qué aproveche!

Bar de la Eternidad


La idea puede parecer algo macabra y, si tienes claustrofobia, no es un restaurante muy recomendado. Eso sí, es la manera más cercana de imaginarse como es el más allá en la ciudad ucraniana de Truskavts. Este bar tiene forma de ataúd, mide 28 metros de largo y seis de alto, y está realizado con madera de pino. En su interior alberga coronas de flores, ataúdes pequeños… y todo iluminado bajo una luz tenue e inquietante.

Absolut Ice Bar


¿Quieres sentirte como un verdadero esquimal? Este restaurante es el lugar ideal puesto que bancos, sillas y mesas están esculpidas en el hielo. Y sí, las copas también están congeladas. Además, esta decorado con esculturas heladas que se renuevan a diario. El establecimiento se encuentra en Dubai (aunque hay más en otras ciudades) y la entrada incluye alquiler de botas, abrigo y guantes de piel de camello

La Mina Club


No se trata de un bar que imite la decoración de una mina, en este caso, es verdadera. Está en Zacatecas, México, y era una de las más importantes de la ciudad pero dejó de explotarse en los años 60 para convertirse en bar de copas y museo. Situado a 184 metros bajo el suelo, se accede en un tren que tarda cuatro minutos en llegar al salón principal.

Nyotaimori


Japón es un lugar de tradiciones un tanto extrañas y esta práctica no iba a ser menos. El Nyotaimori consiste en comer sobre el cuerpo de una mujer desnuda, pero este restaurante propone una idea un tanto más desagradable: comer el cadáver de una joven. Por suerte no es una persona real, pero la comida simula órganos e intestinos, una auténtica propuesta canibal.

Dinner in the Sky


Degustación no apta para quienes padezcan vértigo en este original restaurante de la capital belga. La mesa, con capacidad para 22 personas, está suspendida a una altura de 50 metros sobre el suelo, un lujo a vista de pájaro del que sólo podrán disfrutar algunos bolsillos privilegados, puesto que el menú para ocho personas cuesta la friolera de 5.500 euros.

Vampiro Café


Si el Conde Drácula levantara la cabeza no dudaría en reservar mesa en este local situado en Tokio. Pero no te asustes, el plato principal no es la sangre, sino una fusión de recetas japonesas, francesas e talianas aderezadas con música barroca, calaveras, arañas, ataúdes… ¡Un auténtico manjar de miedo!

Christon


“Comed y bebed todos de él”. Esa será la frase más oída en este restaurante localizado en la ciudad japonesa de Tokio. Una Virgen María ubicada en la puerta principal y varias estatuas y altares son parte de la decoración de este lugar tan singular. Aunque seguramente pueda herir la sensibilidad de personas que profesan la religión católica.

Baggers


La gastronomía no escapa a las nuevas tecnologías, sírvete tú mismo y escoge a tu antojo los platos que te apetezcan sin necesidad de decir: “¿Me atiendes por favor?”. Este restaurante esta en Nuremberg, Alemania, y funciona sin camareros, sólo con la ayuda de unas pantallas táctiles donde podrás elegir el menú, que llega a través de espirales directamente a la mesa