La Seremi de Salud de Atacama, Lilian Sandoval, amplío el plazo para que la empresa Agrosuper retire la totalidad de sus cerdos de la planta Valle del Huasco, en Freirina, que a mediados de año desató una serie de protestas en la zona por los malos olores que esta genera.

Inicialmente, tras las protestas de junio, el ministro de Salud, Jaime Mañalich medió entre los vecinos de Freirina y la empresa y comprometió el cierre de la planta y su desmantelamiento total para antes del 25 de noviembre.

Con la resolución de la Seremi, este plazo se amplió hasta el 28 de febrero.

Por otra parte, ayer la Comisión de Evaluación Ambiental de la Tercera Región revisó la Resolución de Calificación Ambiental de la planta aprobada en 2005, modificando una serie de condiciones que aumentan las exigencias para que la planta vuelva a operar, abriendo la puerta a que Agrosuper pueda seguir trabajando en la región pese a las promesas del Ejecutivo.

Tras conocerse estos dos hechos, los vecinos de Freirina salieron a las calles ayer para protestar por lo que consideran un engaño de las autoridades y actualmente se encuentran evaluando reiniciar las movilizaciones que paralizaron la comuna a mitad de año.