Se llama Guillermo y dice que no tiene rollos con dar a conocer su nombre, como han dicho en algunas entrevistas, pero que lo que le interesa es que se conozca Malaimagen. Aparte cuando chico le decían Guillo y como ya hay un dibujante con ese nombre, necesitaba un seudónimo. Estudió diseño gráfico y trabaja en una empresa de retail. En su tiempo libre se dedica a dibujar. Es medio obsesivo con eso y es aplicado para hacer las tareas: se aguanta enterito a los giles de Tolerancia Cero todos los domingos.

Con 30 años, tiene una banda y participa en varias organizaciones, pero dice que no le interesa andar publicitándolo como si fuera un currículum. Tampoco le gusta dar datos personales porque dice que se siente intimidado. Pero sí cuenta que es fanático de Quino, Liniers, Alberto Montt y Sol Días. Que a la tele le hace el quite porque no sirve para nada, aunque le gustan Los Simpsons y Seinfield. Además, el creador del sitio que ya cumple 5 años –y autor de cuatro libros- confiesa que la política es un asco y que le cargan los revolucionarios de la era digital.

¿Te da lata que se sepa tu nombre?
No es que tenga un rollo con el nombre, partió casi como un juego, y después como que lo mantuve, porque yo quería que se conociera Mala Imagen como nombre. Aparte que hay otro dibujante que se llama como yo, entonces necesitaba un seudónimo. Pero es eso no más, también a veces por joder no doy el nombre. Una vez me dijeron: si no dai el nombre no podemos poner esta entrevista. Le dije no po, no voy a dar el nombre entonces. Como que me cargó que me pusieran un requisito

Una cosa es dibujar bien, pero ¿cómo lo haces para que chistes peguen y estén a tono con la actualidad?
Nunca te va a salir algo que se identifique con la gente si estás aislado de la gente, y yo voy a la pega todos los días, estoy en el centro, me muevo para todos lados. Las ideas se me vienen porque son las cosas que me pasan a mí, y por las cosas que yo veo. Son temas que están en el aire, no es que yo los esté buscando. Me salen más o menos rápido, hay unas que hay que cranearlas más, pero como no tengo un jefe más que yo mismo, tampoco me exijo… o sea, no me voy a explotar como que fuera una pega, porque al final es lo que me gusta.

Tolerancia Cero te ha dado mucho material.
Sí, ese fue un acierto porque funcionó muy bien y ahora es lo mas conocido de lo que yo hago. Porque uno, que el programa da mucho material, y dos, yo también me he sacado la cresta para que la cuestion funcione. O sea, yo todos los domingos estoy dibujando hasta las cuatro de la mañana y me daría lo mismo si no tuviera que ir a la pega al otro día a las ocho y media.

Pero ahí igual te exiges entonces
O sea, me exijo harto. Es una pega super disciplinada de anotar todo lo que están diciendo, después redactar un guión, ponerse a dibujar, no es algo que salga rápido. De hecho, Tolerancia Cero me demoro hartas horas en hacerlo. A veces el programa está fome y yo tengo que tratar de hacerlo chistoso o a veces está muy bueno y yo no puedo guatear. O a veces tengo que darle una segunda vuelta porque cuando pasa algo, sobre todo en las redes sociales todos empiezan a tirar tallas y la idea no es repetir lo mismo que están diciendo todos, entonces tienes que darle una segunda vuelta y ese es un ejercicio que no es fácil de hacer.

¿Qué te gusta de la tele?
Me gusta Seinfield, pero no veo mucha tele, porque la tele es como súper idiota, no aprendes nada. Sirve para puro perder tiempo, literalmente perder tiempo, y para sacar guata… no sé. Es como que de un pestañazo ya pasaste una hora viendo tele, y no ganaste nada, no aprendiste nada, no hay nada que te haya dejado, no hiciste nada por el mundo. Por eso evito ver tele, me cuesta ver una película completa.

Pero Seinfield es parecido a lo que haces, toma lo rutinario, lo fome y lo hace chistoso.
Sí, pero es algo que hace mucha gente, no es que yo sienta que hago algo muy especial dentro del humor gráfico. A veces hago humor negro, humor político, me gusta la ironía, pero no es algo que no hayan hecho otros dibujantes o humoristas antes, no estoy rompiendo ningún esquema. Lo que sí, trato de hacerlo bien y de tener un estilo propio y no andarle copiando a nadie. Yo estoy dibujando una opinión o una intención, entonces lo interesante sería que todos sacaran esas opiniones o intenciones de hacer o decir cosas. Ese para mí es el rollo central, yo dije: ya no dibujo tan bien, no me gusta pintar, voy a hacer dibujos feos, y así nació Mala Imagen como una cosa de actitud, de tener derecho a hacer y decir algunas cosas.

¿Qué opinas de la política chilena?
Yo tengo una visión súper pesimista de la política. En general se ve que nos vamos a estar dando vuelta entre derecha y Concertación casi eternamente. Y no sé… en general el poder siempre va a estar corrompiendo al que lo tenga entonces no va a haber mucho cambio por ese lado. Creo que los cambios que se rescatan son los cambios de la gente que no está representando una cúpula de poder. No los cambios de lo políticos que no les interesa cambiar nada porque están arriesgando sus pegas, sus intereses creados, sus empresas, sus amigos. Yo creo que está todo podrido. Creo que este gobierno ha sido asqueroso y los de la Concertación fueron asquerosos, ahí no hay mucha vuelta que darle.

Pero ahí vas a tener material para rato
Claro, el material está, pero a mí me gustaría no tener que dibujar algunas cosas. Por ejemplo, los curas pedófilos no es un tema que a mí me agrade abordar, pero si el tema pasó hay que denunciarlo de alguna manera y yo lo denuncio con los dibujos, pero no es algo que a mí me alegre que pase porque me da material.

La otra vez hiciste un dibujo donde un tipo decía que la internet estaba mala porque él había tuiteado para que no se hiciera una hidroeléctrica y se había hecho igual. ¿Qué opinas de las redes sociales?
Las redes sociales tienen la gracia de que le dieron voz a mucha gente que no la había tenido en un medio masivo, pero el problema es que mucha gente que se queda en eso no más y no está haciendo nada más y piensa que ahí está todo el cambio. Y el porcentaje de gente que está metido en redes sociales del país es chico po. Entonces se pueden lograr muchas cosas a través de las redes sociales, yo se que sí, pero no es el único lugar donde se tienen que hacer las cosas. También a mi me aburre un poco esa gente que anda todo el día tirando consignas políticas por internet y que se quedan ahí. O sea, si no las estái llevando a ningún lado ¿qué ganai? Nada. Puedes decir eso mismo en tu pieza solo y es lo mismo.

¿Y crees que tus dibujos ayudan a eso?
Lo que pasa es que los dibujos no es lo unico que hago en la vida. Sí cuando los he visto en lienzos en marchas, ahí ves que llegaste a otras partes. Igual es emocionante, cuando hay otra gente que los toma como suyos y los usa para cosas más importantes. No sé, me acuerdo que había un dibujo mío en un lienzo para la funa al homenaje a Pinochet o en la marcha para el 21 de mayo. Esas cosas son emocionantes porque ves que llegas mas allá del internet. Tampoco creo que voy a cambiar el mundo, pero sí es un grano de arena. Tenís que estar haciendo algo, sino para qué estás en el mundo si no estás haciendo algo importante, desde lo que uno sabe hacer, o desde lo que a uno le gusta hacer, o de lo mejor que le salga.