Vía Semana

Usualmente lo que termina como una jugada sin mayor peligro, acabó en un acto antideportivo. El más reciente gol del jugador brasileño Luiz Adriano quien por la UEFA Champions League anotó un gol claramente antideportivo, luego de un bote a tierra en el partido entre su equipo, el Shakhtar Donetsk y el Nordsjaelland. Será motivo de investigación por la UEFA y de paso sirve como referencia para recordar otras jugadas en las que la trampa ha triunfado, donde casualmente la mayoría de infractores son jugadores argentinos.

El autopase con la mano de Henry
En el repechaje por uno de los últimos cupos al Mundial de Sudáfrica 2010 se enfrentaban las selecciones de la República de Iralanda frente a Francia. El 1-0 parcial a favor de Irlanda arriba 1-0 dio paso al tiempo extra y Francia en un tiro libre Henry tocó la pelota dos veces, impidiendo que esta saliera del campo para que a la postre William Gallas definiera de cabeza y le otorgara la clasificación a Francia. Tras el partido, Henry declaró: “Tengo que ser honesto, fue una mano. Pero no soy el árbitro”.

Sin embargo, lo que fácil viene, fácil se va y Francia acabaría eliminada en la primera fase del Mundial con tan solo un punto en tres partidos.

Una manito para el suegro
No contento con ser el yerno de Diego Armando Maradona, Sergio ‘Kun’ Agüero emuló una de las hazañas de su suegro en un partido del Atlético de Madrid frente al Recreativo de Huelva en la temporada 2006-2007. El encuentro terminó 2-1, gracia al gol ilegal.

El tramposo de ¿Messi?
Para algunos parecerá una mentira que Messi aparezca en este ranking, sin embargo, en el 2006 ‘La pulga’ en pleno clásico catalán frente al Espanyol anotó para el Barcelona, el gol pasó desapercibido de no ser porque el Real Madrid se quedaría con el campeonato en dicha temporada.

En el fútbol ‘manito’
El delantero del Cruz Azul mexicano, Emmanuel Villa, anotó un gol con la mano ante el Atlante durante el Clausura 2012 lo que significó el triunfo del equipo ‘cementero’ en el último minuto. Villa se acercó al final del partido para confesar al árbitro su trampa, sin embargo, dicho gesto solo le costó una fecha de sanción.

Maradona: la mano de dios
Que más se puede decir de este gol, Diego Armando aseguró ese mismo día después de la victoria de su equipo: “el gol lo anoté un poco con la cabeza y un poco con la mano de dios”. Argentina ganó ese partido aunque uno de los mejores jugadores de la historia también se marcó en ese partido. Solo Maradona podía dejar dos goles de tan distinta factura en un solo encuentro.