El director de cine británico y responsable de la ceremonia de inauguración de la Juegos Olímpicos de Londres, Danny Boyle, rechazó la propuesta de convertirse en caballero de la reina, según informó hoy The Sunday Times.

El ganador de un Óscar por la película Slumdog Millionaire declinó convertirse en “sir” por sus servicios al país, porque quiere seguir siendo “un hombre del pueblo”.

Boyle, de 56 años, fue propuesto a la reina Isabel II para recibir el honor por parte del comité gubernamental de las artes.

Cuando el también director de “Trainspotting” recibió el ofrecimiento dijo que no podía aceptarlo, ya que el tema de su espectáculo en los Juegos Olímpicos fue la igualdad entre los ciudadanos, y convertirse en caballero le hubiera hecho “diferente”.

Con este gesto Boyle se une a una lista de personalidades británicas que han rechazado el honor otorgado por la reina de Inglaterra, entre los que figuran los artistas David Hockney, LS Lowry y Henry Moore, el escritor Alan Bennett, el guitarrista Keith Richards y el director del Museo Británico, Neil MacGregor.