La policía  de Virginia, en Estados Unidos, recibió innumerables llamadas de alerta de un vecindario de la zona porque un león cachorro andaba suelto. Pero no se trataba de un león, sino de un perro.

“Carlos el Monarca” es el nombre del perro mezcla de Poodle con Labrador, que fue rapado por sus dueños de tal forma que pareciera un león,

Su dueño, Daniel Pintor, residente de la zona, dijo en una entrevista con CNN que el perro afeitado representa a la mascota de la Universidad de Old Dominion.