Un sacrificado triunfo tuvo hoy la selección chilena de fútbol sub 20, al imponerse por 2 goles a 1 a su similar de Colombia, clasificando al hexagonal final del sudamericano que saca boletos para el Mundial de la especialidad en Turquía.

Con goles de Cristián Cuevas e Igor Lichnovsky, el conjunto chileno terminó sufriendo tras la expulsión del arquero Darío Melo, tras cometerle penal a un jugador colombiano, a diez minutos del final del partido.

Tras la expulsión, la que se sumó a la de Cuevas a los 67 minutos, Franco Ragusa se pusó los guantes y defendió el arco chileno por casi 14 minutos hasta el pitazo final.

De esta forma, la rojita llega clasificada al último partido de la fase de grupos este martes frente a Paraguay.