Por María Esperanza Arias, vía Elespacio.com

Tetas hay para todos los gustos: grandes, medianas, pequeñas, falsas, bizcas; por eso los hombres no se preocupan mucho a la hora de fijarse en una mujer, ya que sus senos saltan a la vista. Pero, como la inconformidad reina en el planeta tierra, las que tienen tetas grandes quieren tenerlas pequeñas y las de tetas diminutas sueñan con agrandarlas.

A pesar de existir las suficientes razones para estar felices con el tamaño de los senos, en realidad nunca estarán conformes al 100%, menos en los días de la menstruación, donde no solo aumentan su tamaño, sino que aparece un dolor que no soporta ni el mínimo masaje.

Afortunadamente, la medicina brinda la posibilidad de variar el tamaño dependiendo el gusto de cada quien.

Sin embargo, para que te sientas a gusto con lo que tienes, explicaré las ventajas de tenerlas grandes y pequeñas.

Ventajas de tener tetas pequeñas

1) Los hombres las miran a los ojos y no más abajo.

Esta es la principal ventaja que nombra una mujer de senos pequeños. Al no tener atractivos físicos, al hombre no le queda otra opción que fijarse en su cara.

Pero el panorama para las mujeres de pechos pequeños no es tan grave, ya que en la actualidad hay más hombres que aprecian la belleza de la simplicidad.

2) No sienten dolor en el cuello o la espalda.

Las mujeres de tetas pequeñas aseguran que jamás sienten dolor de espalda o de cabeza, a comparación de aquellas mujeres que se exceden en su peso por el tamaño de sus “melones”.

3) Pueden dormir boca abajo.

Si tienes tetas pequeñas seguramente tu posición preferida mientras duermes será boca abajo, ya que se siente muy cómodo. Pero decir que las mujeres tetonas no pueden dormir boca abajo es falso, porque en el mercado se consiguen almohadas especiales que te ayudan a dormir plácidamente.

4) La ley de gravedad se siente menos.

En vez de tener grandes melones cayendo, los limoncitos permanecerán más tiempo en su puesto.

5) Pueden hacer ejercicio sin problema.

Saltar, manejar bicicleta o correr no dolerá si cuentas con la suerte de tenerlos pequeños.

Ventajas de tener tetas grandes

1) Escotes perfectos.

La ventaja más importante para las mujeres de tetas grandes es que los escotes se ven muy bien. Casi nunca tendrán problemas al comprar un vestido con un escote profundo, porque la tela quedará en su lugar y jamás se moverá.

2) Son más llamativas ante los hombres.

Una mujer de tetas pequeñas puede pasar desapercibido, pero una mujer de tetas grandes no. Ellas siempre llamarán la atención de hombres y mujeres.

3) En vestidos de baño la figura se ve mejor.

Unos buenos senos, acompañados de una pequeña cintura hacen lucir a la mujer más bella y atractiva.

4) Mayor autoestima y confianza en si mismas.

Una de las ventajas principales de tener senos más grandes es el aumento en la confianza. Los senos son el símbolo más característico de la feminidad y tenerlos grandes hace que la autoestima sea mayor.

5) Sensación de juventud.

Sin duda alguna, tener senos grandes da la apariencia de ser jóvenes, saludables y fértiles. Mientras más grandes y firmes el hombre pensará que aún no te han pasado muchos años por encima y además trasmitirás un mensaje de fertilidad.

*No se sabe con exactitud cuándo se puso de moda la cirugía plástica para aumentar o reducir los senos, pero se supo que en el 2004, según las estadísticas de la Sociedad Norteamericana de Cirujanos Plásticos, 264.041 mujeres se sometieron al procedimiento de aumento de senos. De ahí en adelante la cifra ha ido en aumento.

*Recuerda que sea cual sea el tamaño, lo importante es sentirte a gusto con lo que tienes, ya que les puedes sacar provecho sin importar si son melones o limoncitos.