Romario, el gran goleador de Brasil en la década del 90, reveló en una entrevista lo feliz que está de ver el ascenso de su hijo, Romarinho, que debutará en el fútbol profesional defendiendo los colores del Brasiliense.

Según consignó El Gráfico, en una entrevista al jugador le consultaron respecto del éxito de su hijo de 17 años:  “Cuando me separé, mi hijo solo tenía un año; ahora voy a tener la oportunidad de vivir el día a día con él y prometo que voy a ir a ver el 90% o el 100% de sus partidos”.

Sin embargo, el entusiasmo del papá no se extiende a los entrenamientos. Cuando le preguntaron si lo iría a ver a las prácticas respondió: “A los entrenamientos no creo que vaya… no iba ni a los míos, así que imagínate a los de los otros”.