El vicecanciller argentino, Eduardo Zuaín, aseguró hoy, durante la primera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que Gran Bretaña pretende “controlar el (Océano) Atlántico Sur” y el “acceso a la Antártida” desde las Islas Malvinas, cuya soberanía se encuentra en disputa con la Argentina.

Durante su discurso ante los presidentes de la CELAC, el vicecanciller señaló que “Malvinas es uno de los territorios más militarizados del mundo” y analizó que esa actitud por parte de Gran Bretaña no tiene que ver con la protección de los habitantes de las islas.

El viceministro de Relaciones Exteriores argentino analizó que la presencia de “un militar cada tres habitantes” en las Malvinas tiene que ver con el deseo británico de “garantizarse la explotación de los hidrocarburos, el acceso a la Antártida, el control del Atlántico Sur” y el otorgamiento indiscriminado de “permisos de pesca”.

“Un militar cada tres habitantes en las Malvinas tiene que ver con el deseo británico de garantizarse la explotación de los hidrocarburos”, aseguró el vicecanciller argentino

En ese contexto, Zuaín agradeció todas las muestras de apoyo por parte de los países miembros del bloque regional entre los que destacó la carta firmada por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Entre los documentos finales emitidos por los países que participaron de la cumbre habrá un comunicado especial sobre la “Cuestión Malvinas”.