El delantero de Colo Colo, Roberto Gutiérrez, vivió una incómoda situación esta tarde en el sector poniente de Santiago, cuando dos personas trataron de reducirlo en un confuso incidente ocurrido en la Ruta 68, a la altura de la Costanera Norte.

“Se me cruzó un taxi. Se bajaron dos personas, que se presentaron como detectives. Me pidieron con pistola en mano y placa que me bajara. Nunca supe cuál era realmente la idea de ellos. Ellos me forcejearon pero yo me negué”, aseguró el futbolista al diario La Tercera.

Finalmente, y luego de minutos de forcejeo en que el jugador fue bajado a la fuerza de su auto, los delincuentes huyeron, como explicó Gutiérrez. “Cuando les dije que tenía familiares de Investigaciones y que por eso sabía cómo era realmente el procedimiento, ellos se asustaron y se fueron”, agregó.

La situación del ex Universidad Católica se suma al intento de asalto que sufrió el también delantero albo Carlos Muñoz en Valparaíso la semana pasada.