El sitio La Información publicó una impresionante fotografía de la ola que montó el surfista estadounidense Garrett McNamara y que según el portal podría haber batido el récord mundial: la ola era un muro de agua de más de 30 metros. “McNamara habría batido su propio récord, que databa de noviembre de 2011, cuando surfeó una ola de 27,5 metros”.