Un análisis de la crisis en el Servicio de Impuestos Internos hizo el Presidente Sebastián Piñera hoy en entrevista con el diario La Tercera, donde señala que no le gustó que no le preguntaran por la condonación de deuda a Johnson’s, aunque recalcó que “siempre está la posibilidad de tener opiniones distintas” frente a si fue o no un buen acuerdo para el Estado.

Piñera explicó que frente a la polémica permanencia de Pereira en el servicio, señaló que están esperando los informes que se preparan para evaluar el posible conflicto de interés y que ya que están a punto de salir lo que viene ahora “es analizarlos con calma y tomar una decisión pensando en el mejor beneficio del país”.

“Sí sabemos que el informe de Contraloría lo vamos a tener los próximos días y con ese informe arriba de la mesa, o antes si es que la evidencia lo hace aconsejable, vamos a tomar una decisión definitiva”, señaló.

Sin embargo, el Presidente se sacó los balazos por el arriendo que Pereira mantiene en un sitio con Cencosud dando una curiosa explicación sobre los conflictos de interés.

“Mire, en la vida uno tiene que enfrentar muchos conflictos de interés. Uno enfrenta conflictos de interés entre ser Presidente y ser padre de familia: qué hace, ¿asiste a un acto oficial o a una reunión escolar de su hijo? Lo importante es resolver bien los conflictos de interés y la regla de oro es una sola: siempre, cuando uno tiene que resolver, debe privilegiar el bien público por sobre el bien privado y el interés común por sobre el particular”, señaló el Mandatario.

Junto a esto, Piñera también se refirió a otros temas como la conversación con Raúl Castro durante la Cumbre Celac-UE, sobre los nuevos antecedentes del asesinato a Jaime Guzmán. Piñera explicó que sólo le comentó sobre el tema verbalmente y que quedó de enviarle los nuevos antecedentes por otros canales formales.

Finalmente, se refirió a las críticas realizadas por el senador UDI Jovino Novoa a su mandato, en el marco del lanzamiento de su último libro. “Creo que es una visión muy antigua, muy estrecha y muy pobre de lo que son los principios y los ideales de la centroderecha. Da la impresión que no ha podido dejar de lado la Guerra Fría, la década de los 70 y 80”, señaló sobre el senador por Santiago Poniente.

“Lo que hay que hacer es potenciar los valores de la centroderecha y concebirlos con una visión más amplia, más integral y no debilitarlos y minimizarlos como hace el libro de Novoa”, agregó el Presidente.