Vía El Comercio.pe

Un veterano de Vietnam (Jimmy Lee Dykes) mantiene secuestrado desde el martes a un niño de cinco años en un búnker subterráneo en el estado norteamericano de Alabama, pero la policía mantiene “contacto permanente” con el hombre, informó el sheriff a cargo del caso Wally Olson.

No se dio información sobre eventuales demandas del secuestrador, de 65 años. “Tenemos contacto permanente con el señor (Jimmy Lee) Dykes”, indicó Olson.

El hombre asaltó el martes un autobús escolar, asesinó al conductor y secuestró al niño. En principio pretendía retener en su poder a dos niños, pero más de 20 pudieron escapar por una puerta de emergencia en la parte posterior del vehículo.

En el búnker en Midland City hay una estufa eléctrica y frazadas, dijo el sheriff en vista de las bajas temperaturas reinantes. Además, señaló que la policía suministra los medicamentos que necesita el niño, quien según los medios sufre del síndrome de Asperger -un trastorno neurobiológico del espectro autista-.

SECUESTRADOR ESCONDIDO EN UN BÚNKER
El contacto con el secuestrador se mantiene a través de un tubo de plástico desde el búnker, que está más de un metro bajo tierra. Según los medios, el refugio fue construido por el hombre.

Medios de prensa estadounidenses especularon con que el secuestro podría durar varios días más. Vecinos relataron que el hombre se escondió en el pasado hasta ocho días consecutivos en el búnker.

La policía cree que el niño está ileso. Tiene a disposición lápices y un libro para colorear.

Un ex experto del Buró Federal de Investigaciones (FBI), que en el pasado negoció con secuestradores, aconsejó a la policía tener paciencia, indicó la emisora CBS. Mientras el niño esté ileso, la policía no debe tomar “medidas drásticas”, como por ejemplo cortar el suministro de energía eléctrica.

Vecinos y medios de prensa indicaron que el secuestrador es un hombre con tendencia a la violencia.