Ayer a primera hora, en el Séptimo Juzgado de Garantía, la Fiscalía Centro Norte le imputó -en menos de un minuto y medio- el delito de suplantación de identidad al abogado Rodrigo Ferrari, por la supuesta creación de tres cuentas de twitter que afectarían “la honra y el honor” del empresario Andrónico Luksic.

El Ministerio Público, representado por el perseguidor Marco Mercado, explicó que Ferrari habría creado tres identidades en la web del pajarito usando al hombre de negocios: @luskicandronico; @andronicoluksic y @losluksic.

Sin embargo, con el correr de la audiencia, Mercado tuvo algunos problemas para demostrar que Ferrari había hecho los perfiles y todo indica que el ahora imputado sólo habría creado @losluksic, ya que las direcciones IP obtenidas desde VTR, sólo permitirían comprobar este último hecho.

El abogado Cristián Arias, patrocinante de Ferrari cuestionó las pruebas de la Fiscalía aduciendo que las direcciones IP sólo revelaban que su cliente había creado el twitter @losluksic, lo que a su juicio no constituiría delito algunos, ya que se trata de un patrón de identidad genérico.

De vuelta

En respuesta a su contradictor, Mercado aseguró que Ferrari mantenía además otras cuentas de twitter relacionadas con empresas de cervezas y zapatillas, pero Arias retrucó señalando que éstas eran parte de su trabajo como fotógrafo en el área publicidad y no un comportamiento al borde de los delictual, como sostuvo el perseguidor en el estrado.

De hecho, cuando Mercado solicitó medidas cautelares para Ferrari –firma mensual en la fiscalía cada dos meses- el magistrado a cargo de la audiencia rechazó la petición e indicó someramente que @losluksic era un genérico. Además, que de llegar a comprobarse algún ilícito la pena sería bajísima, ya que el imputado cuenta con al menos dos atenuantes, lo que, con suerte, llegaría a 61 días. En suma, el juez dejó con los crespos hechos al fiscal.

Luksic, patrocinado por el penalista Hugo Rivera, declaró en la fiscalía el pasado 28 de septiembre de 2012, la que consta en poco más de media carilla en formato carta.

El empresario se quejó de que los comentarios en twiiter lo ridiculizaban, “restándome capacidad intelectual por mi desconocimiento del uso de la red social y empleando un vocabulario soez que no es propio de mí”.

Al respecto señaló: “Espero que esto sirva como un precedente para que no se tome la identidad de una persona con el fin de desmerecerlo y perjudicarlo, lo que encuentro peligroso y además cobarde”, esgrimió el hombre de negocios.

Tenacidad del fiscal

En la audiencia estaba presente también el director de la ONG Derechos Digitales, Claudio Ruiz. Este último cuestionó la decisión del fiscal aludiendo un ataque a la libertad de expresión, toda vez que insistió que Ferrari sólo era responsable de @losluksic.

Asimismo criticó la “tenacidad” de Mercado, quien demoró más de dos años en lograr esta imputación de cargos, donde también la PDI le hizo “vigilancia discreta” a Ferrari, no logrando hasta ahora tener las pruebas suficientes para acreditar el delito.

“Este caso ha tenido la cobertura de la fiscalía, sólo porque se trata de una persona socialmente mediática”, insistió Ruiz.

Al ser inquirido por este diario, Mercado declinó comentar la decisión del juez.