Vía PijamaSurf

En un estudio reciente se observó el comportamiento de camarones que ingirieron Prozac. La mayoría de los moluscos estudiados nadaron hacia áreas iluminadas en vez de permanecer en la oscuridad, como usualmente hacen. “Este comportamiento los hace mucho más vulnerables a ser comidos por cualquier depredador.” Dijo Dr. Alex Ford, líder del experimento.

Según el Dr. Alex Ford la Fluoxetina hace los nervios más sensibles a la serotonina, sustancia de la que dependen humor y de los patrones de sueño.

La importancia de este estudio es comprobar los efectos de las medicinas desechadas que van a dar al agua y hacer consciente que los fármacos pueden afectar a otras especies.

Arrojar medicinas al agua no es la única manera en la que las sustancias contaminan el líquido, a veces el cuerpo no procesa por completo las sustancias de la medicina y la orina lleva sustancias hasta el agua.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos ha dicho que esto representa una preocupación creciente y está haciendo pruebas de varias drogas en las plantas de tratamiento de aguas.

La Associated Press reportó que, el año pasado, el agua de la que bebían 51 millones de estadounidenses contenía pequeñas cantidades de varias drogas entre éstas sedantes, antibióticos y hormonas.