Vía Pijama Surf

Los adolescentes de esta generación estarían comenzando su vida sexual a una edad mucho mayor que en el pasado. Un estudio publicado en la revista Pediatrics afirma que a pesar de que la sociedad de consumo venda el sexo como algo deseable y que se debe conseguir a toda costa, los nuevos adultos son mucho más cautos de lo que otros fueron en el pasado, al menos en relación al inicio de su actividad sexual.

Lawrence Finer describe la situación: “Los encargados de hacer leyes además de los medios de comunicación con frecuencia sensacionalizan el comportamiento sexual adolescente, sugiriendo que adolescentes tan jóvenes como de 10 u 11 años son sexualmente activos con mayor frecuencia. Pero los datos no apoyan esa preocupación.”

En lugar de ver una hipersexualidad adolescente como resultado de un condicionamiento de masas (promovido a través de los reality shows, la música, los videojuegos y toda esa pléyade de enemigos públicos de los orientadores vocacionales), los adolescentes actuales parecen ser más bien conservadores: “Los adolescentes están esperando más tiempo para tener sexo”, afirma Finer, “usan anticonceptivos con mayor frecuencia cuando comienzan a tener sexo y tienen menores probabilidades de embarazarse que sus pares de las décadas pasadas.”

El estudio está localizado en la población adolescente de los Estados Unidos, pero sería interesante contrastar estos datos con la realidad que vemos en otros países. En las comunidades rurales de México, por ejemplo, es común que una niña de 9 años quede embarazada por prácticas sexuales no consensuales, o que en la India una niña se case con un hombre que podría ser su abuelo.

El estudio de Pediatrics no parece considerar variables como la percepción del tabú de la virginidad y otras coyunturas culturales, pero no soslaya el hecho de que el inicio de la actividad sexual en la adolescencia no es necesariamente voluntaria: aunque el porcentaje de personas que tuvieron relaciones a los 10 años fue sólo de 0.6%, el 63% de las mujeres de dicho porcentaje afirma que fueron forzadas en su primera vez.

Leer más en Pijama Surf