Ya era conocido que Jimi Hendrix y Miles Davis tenían planes para grabar juntos un año antes de la muerte del guitarrista en 1970. Pero lo que se conocía es que ambos músicos -más el baterista de jazz Tony Williams- enviaron un telegrama a Paul McCartney en 1969 ofreciéndole unirse a ellos como bajista en un cuarteto. 

El telegrama fue enviado el 21 de octubre de 1969 y decía: “Estamos grabando un LP juntos esta semana en Nueva York”, a continuación le ofrecían ir a tocar bajo y le dejaban un número telefónico de contacto. “Paz. Jimi Hendrix Miles Davis Tony Williams” finalizaba el mensaje.

No se sabe si McCartney recibió el telegrama pero el asistente de los Beatles Peter Brown contestó al día siguiente diciendo que Paul estaba de vacaciones y volvería en dos semanas.

Al parecer el momento no fue el indicado para el ofrecimiento de Hendrix, Miles y Williams, pues la banda de Liverpool estaba atravesando problemas internos que no favorecían una posible colaboración de McCartney con los astros musicales.

Jimi Hendrix y Miles Davis tocaron juntos más de una vez en el departamento de Miles en Nueva York pero las apretadas agendas hicieron imposible grabar un disco inmediatamente. Para la muerte de Hendrix, Miles Davis contó en su biografía que se encontraba en Europa con Gil Evans pensando en grabar prontamente con Hendrix.

Lamentablemente la muerte del mítico guitarrista sepultó las posibilidades de la formación de un supergrupo que habría sido difícil de igualar en la historia de la música popular. Hoy, el telegrama está en las vitrinas del Hard Rock Café de Praga en la República Checa.