El sábado, el ex candidato presidencial de la UDI, Laurence Golborne, recibió en su residencia en el Mirador de San Damián a su vecino, el actual abanderado de la colectividad, Pablo Longueira y al senador Jovino Novoa.

La cita fue el último lobby desplegado por el gremialismo ante el ex gerente general de Cencosud para intentar convencerlo de postular al Senado. El diagnóstico fue que la situación era compleja, principalmente en Santiago Oriente, donde se podría haber trasladado el ex alcalde de Santiago y de La Florida, Pablo Zalaquett si el ingeniero aceptaba competir en Santiago Oriente. Esto no ocurrió y se da por hecho que la batalla contra Manuel José Ossandón será muy difícil de ganar.

Pese al análisis electoral, el no de Golborne, fue claro y tuvo una explicación convincente: no se sentía cómodo en un rol no ejecutivo, afirmó, y puso sobre la mesa que el Presidente Sebastián Piñera, entre muchas ofertas que le realizó tras su salida de la contienda presidencial, le planteó la posibilidad de asumir como Representante Permanente de Chile ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) cargo que tiene rango de embajador y en el que podría reemplazar a Raúl Sáez, quien asumió en enero de 2011, luego de que en mayo de 2010 nuestro país ingresara formalmente a esta organización con sede en Paris.

Por lo mismo ayer, cuando se reunió a las 11.30 horas en la sede gremialista con la directiva partidaria para comunicar su definición, ésta ya era conocida y sólo fue preciso oficializarla.

“Yo no vine al servicio público para buscar un cargo, para estar ocho años en el Congreso y por tanto he manifestado mi disposición a no competir en una candidatura senatorial”, dijo el ex ministro de Obras Públicas que agregó que “voy a seguir trabajando tanto con la UDI como con los partidos de la Alianza para construir este Chile más justo que todos queremos, la disposición está, buscaré el camino del servicio público en que pueda hacer la mayor contribución”.

El presidente de la UDI, Patricio Melero, afirmó que “lamento esta decisión, nos hubiera encantado que Laurence Golborne fuera parte del Senado, pero la entiendo. Tenemos Laurence Golborne para rato y eso es un hecho que nos consuela”, postuló.

Desde el Gobierno, altas fuentes sostiene que “aún no es oficial que Golborne se vaya a la OCDE, pero es altamente probable”.

LAS OTRAS ALTERNATIVAS

En el Gobierno y en la UDI afirman que la partida de Golborne a Francia aún no está cerrada, ya que éste tiene aún algunas dudas y podría elegir quedarse en Chile y colaborar con la candidatura de Longueira sin ingresar directamente al comando.

Con todo, en el gremialismo hay inquietud por los pasos que ha dado en los últimos días el ex postulante que, sin aceptar competir por el parlamento, ha seguido en contacto con el electorado: posteó una carta de agradecimiento y un video para sus seguidores y elaboró monumentales con la frase “gracias por el cariño”.

Quienes fueron parte de su equipo aseguran que no hay un mensaje “oculto” en estas manifestaciones y que efectivamente Golborne desea mantenerse en el servicio público y de ahí que busque no soltar este vínculo.

Por lo mismo, no está zanjado volar hacia París y podría elegir quedarse en Chile y formar una fundación o movimiento que le permita continuar vigente en la política nacional.