Un taiwanés cometió la peor decisión de su vida en medio de una pelea con su pareja en la ciudad de Ciudad Keelung, un suburbio costero al sur de la isla.

Según Pijamasurf.com,  el hombre de 46 años discutió por enésima ocasión con su pareja, quien lo enchuchó por haber tomado alcohol todo el día. Aburrido de la pelea, el hombre corrió a encerrarse al baño llevando consigo unas tijeras caseras. Cuando la abrió la puerta, la novia descubrió horrorizada que su pareja se había mutilado sel miembro viril, arrojándolo además por el desagüe del water.

Una vez en el hospital, los doctores poco pudieron hacer más allá de detenerle la hemorragia. El consuelo que le dieron fue que con los escasos 3 centímetros que le quedaron no tendría ningún problema para orinar.