Este lunes comienza una maloliente manifestación. La Federación Nacional de Recolectores de Basura, organización que agrupa a 24 mil trabajadores a nivel nacional, confirmó un paro de actividades buscando mejoras salariales y laborales.

Según su presidente, Armando Soto, el sector nunca ha recibido un trato digno de parte de las autoridades municipales y del Gobierno, según informó Radio Biobío.

La agrupación, que representa a choferes de camiones, recolectores y a los barredores, dice que sus temas no se han tomado en cuenta en más de 20 años.

Según Soto, hace dos meses se presentó una carta en el Ministerio del Trabajo con las peticiones del sector, pero no han recibido ninguna respuesta por parte de la autoridad hasta la fecha.

Ante este hecho, el ministro de Salud Jaime Mañalich, se mostró preocupado por la situación y los problemas higiénicos que puede provocar la acumulación de basura, por lo que llamó a dirigentes y municipios a llegar a un acuerdo antes del paro, para evitar estos problemas.