Cuatro años trabajó la periodista Marisol García en su primer libro “Canción Valiente”. Largo tiempo que se hace notar en un extenso texto hilvanado con cuidado, lleno de recovecos sorprendentes, apasionado y tan novedoso como bien escrito; un libro que, como péndulo, gravita entre el anecdotario sencillo y la investigación acabada de lo que ha significado la canción política y social en Chile durante las tres décadas que van del ‘60 al ‘89, de esa canción que ha sido no solo consecuencia de una historia sino también el esbozo de su configuración. La lectura de “Canción Valiente” no solo invita a nuestros ojos a cumplir con su tarea, también lo hace con los oídos, pues, aunque no incluya un CD físico con una selección de canciones para poner en el reproductor, el enorme número de títulos, de autores y agrupaciones aludidas, las citas que García seleccionó cuidadosamente de determinadas letras y el playlist que antecede a cada capítulo, lo convierten en un libro plagado de melodías, ritmos e instrumentaciones que resuenan permanentemente mientras avanza la lectura. Es como si “Canción Valiente” nos devolviera no solo una parte de la historia de Chile, sino también los recuerdos de nuestras pequeñas e intrascendentes historias personales sobre las que algunas de estas canciones han sido testigo. Llama la atención constatar las transformaciones que la canción política y social fue padeciendo durante estas tres décadas. Desde la agudeza y empatía de Violeta Parra para con un Chile escondido, hasta las canciones que fueron parte integral de un programa político, el de Salvador Allende (se relata la anécdota de la llamada de Victor Jara para, a petición del grupo Inti Illimani, pedir mesura al compositor Sergio Ortega en la letra para el himno “Venceremos”), desde la contingencia propia del Canto Nuevo hasta la desilusión y decaimiento de las canciones salidas (o venidas) del exilio, desde la irrupción de Los Prisioneros, hasta las rimas de un “rap a la chilena” que aparecía en los “estertores de la dictadura” con De Kiruza, “Canción Valiente” recorre un enorme pasado entonado por los protagonistas de una historia de ganadores y perdedores, de abusadores y abusados, de atrocidades y sueños, de corajes, de esperanzas, de contradicciones y dolores que reclamaban lo que se sigue reclamando hoy de Chile: libertad, igualdad y fraternidad.

(lectura foto)
CANCIÓN VALIENTE
Marisol García
Ediciones B, 447 pág.
2013, 447 págs.