El Ministerio de Salud determinó prohibir la circulación de tabaco con aditivos, determinando que dentro de 30 días los cigarros mentolados tendrán que dejar de venderse.

La resolución se fundamentaría en diversos estudios que indican que los cigarros con sabor crean mayor adicción que los normales.

Los mentolados contribuyen particularmente a la adicción a la nicotina, puesto que poseen características analgésicas que disminuyen la sensación de irritación en la garganta.

“Esto es consistente con las observaciones de que los fumadores de tabaco mentolado parecen depender más de la nicotina que los que no fuman mentolados, lo que puede ser un importante factor en el éxito al dejar de fumar”, afirma un estudio de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense citado por 24Horas, investigación que agrega que el efecto incide sobre todo entre los fumadores jóvenes.

La medida también indica que las tabacaleras deberán informar los ingredientes usados en la elaboración de sus cigarros antes del 30 de diciembre de cada año.