Vía PlanetaCurioso

1) Comer azúcar te provocará hiperactividad

Suena completamente racional, de hecho, muchas mamás limitan la cantidad de azúcar que consumen sus pequeños por esta razón. Sin embargo, no hay ninguna prueba científica de que relacione el azúcar con la hiperactividad. Curiosamente, el azúcar libera serotonina, que es una sustancia química en el cerebro que tiene un efecto calmante.

2) Si tienes la piel grasa, es necesario que se seque.

Sólo así te desharás de los horrorosos barros y el acné, te dicen. Pero si secas completamente tu piel el cuerpo tratara de producir más grasa pues necesita volver a la normalidad. Así que mejor es conseguir productos libres de aceite y así limpiaras tu cara pero sin exceso de secado.

3) Necesitas recuperar la sobriedad, toma café

Esto debería funcionar … pero no es así. Quizá te haga una persona más borracha que es muy consciente de que está ebria. Lo mejor será consumir bastante agua y el tiempo se encargara de sacar el alcohol fuera.

4) Tu cuerpo necesita ocho vasos de agua al día para mantenerse hidratado.

¿Cuántas veces hemos escuchado eso? Bastantes diría yo, pero la cantidad real que se necesita varía según la persona. En otras palabras, si te sienta en un escritorio todo el día, necesitarás menos agua que alguien que toma una caminata de una hora para el almuerzo. La investigación actual muestra que la persona promedio necesita alrededor de un litro de agua al día, o cuatro vasos, para mantenerse hidratado.

5) Sólo usamos el 10% de nuestro cerebro.

Pero si se daña una pequeña parte de nuestro cerebro esto pudiera dejarnos con poca movilidad. Y no hay forma física que podríamos funcionar con sólo el 10% de nuestro cerebro en uso. Nuestros cerebros están siempre activos, y a menos que haya un daño cerebral, no hay una parte del cerebro que absolutamente no funcione.

6) Si te atreves a comer después de las 20:00 horas prepárate a engordar

Pero ¡no es cierto! El proceso metabólico no se aletarga, el funcionamiento es el mismo, sin embargo sí es el momento del día en que somos más propensos a la merienda a ciegas mientras vemos la televisión, y no prestas atención cuando tu cuerpo está lleno. Comer demasiado es lo que hace la diferencia.

7) El cabello y las uñas siguen creciendo después de morir.

Se tiene esta falsa creencia. Pero no es que crezcan sino que las cutículas y la piel se encogen después de la muerte, lo cual puede dar la apariencia de que han crecido.

Revisa el resto haciendo click aquí.