Una polémica ley prohíbe a los usuarios vietnamitas discutir temas políticos de actualidad en internet.

La norma, conocida como Decreto 72 y vigente desde el domingo, ordena que los blogs y las redes sociales no sean utilizados para compartir noticias, sino sólo para comunicar información personal.

La regulación también exige que las compañías extranjeras de internet que operen en Vietnam tengan al menos uno de sus servidores en el país.

Este decreto ha sido duramente criticado por empresas que operan en la web y por grupos de derechos humanos, así como por el gobierno de Estados Unidos.

Vietnam es un país comunista de partido único y las autoridades mantienen un estricto control sobre los medios de comunicación.

Todos los periódicos o canales de televisión del país son gestionados por el Estado.

Disidencia

El ciberespacio se ha convertido últimamente en una plataforma importante para la disidencia vietnamita.

Como resultado de esta corriente opositora, decenas de activistas, incluyendo blogueros, han sido condenados por actividades “contra el Estado” este año.

Un tercio de la población en el país asiático ya utiliza internet.

Y con alrededor de 12 millones de vietnamitas en Facebook y un crecimiento imparable en la popularidad de las redes sociales, el gobierno de Vietnam quiere controlar todas las comunicaciones que se producen en estos sitios web en todo momento.

La nueva norma establece que los sitios de redes sociales como Twitter y Facebook sólo deben utilizarse “para proporcionar e intercambiar información personal”.

En la misma línea, prohíbe la publicación en línea de material que “se oponga” al gobierno vietnamita o comprometa la “seguridad nacional”.

En agosto, la embajada estadounidense en la capital vietnamita, Hanoi, dijo que estaba “profundamente preocupada por las disposiciones del decreto”, argumentando que “las libertades fundamentales deben aplicarse en el mundo online como lo hacen en el real”.

Reporteros sin Fronteras, un grupo con sede en París que aboga por la libertad de prensa en todo el mundo, afirmó que la norma dejará al pueblo vietnamita “privado permanentemente de la información independiente y abierta que circula normalmente en blogs y foros”.

El grupo considera a Vietnam, dentro de su ránking mundial sobre libertad de prensa, como el quinto país con más restricciones -ocupa el puesto número 172 de los 179 en la lista.

Por su parte, la Coalición de Internet de Asia, un grupo que representa a compañías como Google y Facebook a nivel continental, dijo que la medida “ahoga la innovación y desalienta a las empresas que operan en Vietnam”.