LA DICTADURA CONTRA LOS GATOS
“Desde que se inventó el veneno para los ratones, el gato no tiene razón de existir. Su presencia sobre la tierra no obedece a ninguna necesidad. Está de más… Es algo así como una verruga, un trámite burocrático o un jerarca ruso caído en desgracia…El gato, físicamente, es un tigre reducido a la escala de 1:10. Pero mentalmente es todo lo contrario. El tigre es un individualista. El gato, en cambio, es como un burócrata socialista, que vive a la sombra de su partido…” (Extracto de la columna Los Gatos, de Eliana Simón, en revista Amiga , 1976)

LOS OJOS ROJOS
Uno de los reportajes que sacó Amiga, en 1980, alertaba sobre los alcances nefastos de consumir marihuana. Se decía que era de “las más serias epidemias del siglo XX” y que los jóvenes estarían embrutecidos: “Vagan por las calles sin un destino fijo. Roban con una violencia inusitada. Miran sin ver, con los ojos extraviados, reflejando su mal”. Y continuaba con datos reveladores que entregaba en exclusiva el doctor Roberth Heath, de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, que había experimentado con monos a los que drogó, y que llegaba a la conclusión de que el uso crónico de la canabis en los jóvenes causaba desórdenes en el comportamiento, dañaba el cerebro y les impedía llegar a ser adultos maduros, independientes y responsables.

Esta foto ilustraba supuestamente el reconocimiento de un joven drogadicto.

LA BANDERA ES ARTE
Durante el mes de septiembre, de 1980, la editorial de la revista era “La bandera es Chile” y se ensalzaba como símbolo del orgullo de esta “Segunda independencia” de la patria: “La bandera es victoria. Victoria en el campo de batalla y una victoria que otras naciones no han podido consolidar: la victoria contra el marxismo”. Pero también la bandera era “arte, ciencias y letras. Es trabajo manual e intelectual. Es Fuerzas Armadas y de Orden”.

LA MUJER NO ES FEMINISTA, ES FEMENINA
En septiembre, de 1980, la portada de Amiga estaba dedicada a Pinochet y sus palabras presidenciales para la mujer chilena que “no era feminista, sino que femenina”. La editorial terminaba aludiendo al rol de la mujer durante los tres años del marxismo afirmando que “defendió la libertad con ahínco, salió a la calle a defender a su familia y procurar que sus hijos se educaran en una Patria libre… y en este mes de septiembre que recién termina, dio nuevamente su apoyo a la causa nacional. Al dar el SÍ a la Constitución, dio la mujer su SI a un Chile y soberano”.

LOS ANTICONCEPTIVOS SON ALIENANTES
“Sistema Billings: Un método natural para la regulación de la natalidad” se llamaba un reportaje que rechazaba tajantemente el uso de pastillas anticonceptivas, los que producían “efectos adversos a la persona humana, porque no corresponde a su naturaleza, neurotizan, son alienantes”. Y agrega que “la continencia periódica aumenta la capacidad física, intelectual y espiritual del hombre. El sexo, como bien de consumo, en cambio es indiferente e irresponsable. Se produce la vinculación, pero no deja nada tras de sí y es una acción contraria al amor”. En cambio, el Billings no es contra natura. Así de simple. La nota termina entregando el dato de centros que enseñaban a usar este método como distintos obispados y “la parroquia de San Pedro de Las Condes, la de San Nicolás de Tolentino y próximamente la de Nuestra Señora del Carmen de Maipú”.

CONTRA LA PORNOGRAFÍA
En febrero de 1980, el cáncer de la sociedad no sólo era el marxismo, También lo era la pornografía. Un comunicado de prensa, elaborado por el Ministro Secretario General de Gobierno, Sergio Badiola, ponía el grito en el cielo. Algo estaba poniendo en peligro la “formación integral del chileno en su moral cristiana” por la que tanto abogaba el régimen: “el fácil acceso de estos por la masa ciudadana, especialmente la juventud, puede tener efectos nocivos graduales en las futuras generaciones”.

En una entrevista en profundidad a Jovino Novoa, subsecretario de Gobierno en ese entonces, acusaba a la pornografía de ser destructora de la familia, así como el marxismo: “Hay ciertas ideologías o tendencias, fundamentalmente la doctrina marxista, que tienen como uno de sus objetivos principales la destrucción del núcleo familiar, porque ellos les facilita su acción disociadora a todo nivel”.

TODOS AMAN SEPTIEMBRE
Cuando se cumplían ocho años de la “segunda independencia”, el equipo de Amiga le preguntó a los chilenos que pensaban del mes de septiembre. Como era de suponer, toda la gente que habla le tira flores al régimen. Una niña de diez años, por ejemplo, llamada Francisca Alamos dice que “me gusta…porque me compran una bandera”.

Entre los entrevistados figuraban Cristián Zegers- que en ese entonces era el Jefe de Servicios Informativos de “El Mercurio” y ahora su actual director -quien alababa ese mes porque “lo mejor de Chile se muestra en Septiembre, la alegría llega al alma, es un sentimiento de esperanza” y Patricio Melero, cuando era dirigente del departamento estudiantil de la Secretaría Nacional de la juventud, decía: “Lejos de ser tan sólo un mes de volantines, cuecas y ramadas, es, sin duda, un momento doblemente histórico. Como joven chileno, no puedo ignorar nuestra historia, pues, como bien dicen: ‘El pasado nos enseña a entender el presente’. Esa es la gran enseñanza que nos dejó nuestra


Declaración de Independencia. En el fondo fue un gran paso hacia la libertad, que mucho más tarde hubo de recuperarse en forma histórica un 11 de septiembre, porque los chilenos la habíamos perdido. Todo ello me llena hoy de energías para seguir trabajando por Chile y por que nunca tengamos que volver a recuperar esa gracia que es la libertad”.