Vía Yorokobu

¿Qué hubiera pasado si el gran incendio de Chicago hubiera sido provocado por naves espaciales? ¿Y si Lincoln se hubiese convertido en zombie? ¿Destruyó un Kraken el puente de Brooklyn? Todas estas ‘lógicas’ preguntas se las ha hecho Matthew Buchholz y las ha ido plasmando en su particular visión de la historia de Estados Unidos.Buchholz nació en Tucson, Arizona, estudió en el Tisch School of the Arts for Film en la universidad de Nueva York y trató de vivir del arte durante ocho años en Brooklyn. En 2008 se mudó a Pittsburgh en Pensilvania, donde desde hace algo más de dos años, trabaja como artista.

La idea para esta visión histórica, algo alterada, le vino al ver la cantidad de impresiones y fotografías históricas de gran calidad que encontró al llegar a Pittsburgh. Empezó pintando un monstruo tipo Godzilla en una antiguo grabado de esa ciudad. “A la gente le gustó y quise hacer lo mismo en otras localizaciones y otros momentos. Me gusta mucho la historia pero es fácil idealizar el pasado. Los políticos estadounidenses siempre hablan de lo fácil que era todo en los 50, pero se olvidan de las guerras, el racismo y el sexismo. Con mi trabajo quiero recordar a la gente que los monstruos y el caos siempre han estado entre nosotros de una manera divertida”, comenta el de Tucson.

1trex

No todos los momentos históricos le inspiran. “Me sigue costando retratar muchos momentos de la historia americana. De momento no he encontrado un buen enfoque para la Guerra Civil. Sigue siendo algo tan crudo y desagradable que no sé cómo reimaginarlo de una manera graciosa”, explica el artista.

Matthew no se casa con ningún estilo concreto, dice que se adapta a lo que encuentra para que su huella no se vea. “Mi intervención no debe sobresalir, trato de ser como un camaleón dependiendo de la técnica que toque imitar”, apunta.

 

Siga leyendo aquí