Una pelea de intelectuales en Facebook. Así se podría definir la última mocha virtual entre el abogado Fernando Atria y el columnista de El Mercurio Gonzalo Rojas.

Todo esto después de que Atria acusara a Rojas de “trucar” una de las citas del libro en una columna sobre el libro “El otro modelo, Del orden neoliberal al régimen de lo público”, que el también profesor de la Fundación Jaime Guzmán publicó el jueves pasado en su blog.

Según el abogado constitucionalista, el autor de las fascinantes columnas de los jueves en el diario de Agustín Edwards modificó una de las tesis del libro a su antojo, sacándola de contexto para sustentar su argumento.

Textual, Rojas dice que la motivación del libro está en las movilizaciones del 2011, pero no se reconoce su “evidente digitación por fuerzas ideologizadas y coordinadas” y quizás por ello, dice, se usen “variadas dicotomías falsas y se opte por lo maquiavélico: ‘Habiendo llegado al fin, poco importa el camino que se siguió’, afirman los autores”.

La reseña del texto, escrito además por Guillermo Larraín, José Miguel Benavente, Javier Couso y Alfredo Joignant, fue comentada por Atria en la cuenta de Facebook de Rojas, donde revela la manera “trucada y antojadiza de citar” del columnista de El Mercurio y, de paso, su rigurosidad.

Rojas dice que el libro hace una opción “por lo maquiavélico: ‘Habiendo llegado al fin, poco importa el camino que se siguió’, afirman los autores”, citando un pasaje del libro cuya fuente indica (la p. 29). Pero Rojas no cita el “no” que antecede al pasaje que cita. El pasaje dice: “Políticamente hablando. los medios nunca son solo medios; no son simplemente caminos para llegar a los fines, de modo que habiendo llegado al fin poco importa el camino que se siguió”. Esta manera trucada y antojadiza de citar devela el estandar de rigor al que Rojas se sujeta. Dado este estandar, el resto de su comentario puede ser ignorado. Que al menos cite decentemente.

El comentario fue respondido por Rojas ayer lunes en el misma cuenta.

¿Alguien encuentra que cambia en lo más mínimo la cita completa? Por el contrario, lo único que hace es confirmar la afirmación que hice. Juzgue el lector. Gonzalo.

Su comentario tiene un solo “Me Gusta”, del propio Fernando Atria.

“El otro modelo”, lo peor de lo peor

Más allá de la polémica, la reseña de Rojas -quien dice que ésta es solo una mirada superficial al libro y promete que vendrán más comentarios sobre ese texto- hace añicos el libro.

Según Rojas, “Atria y su equipo concluyen una obra superficial, llena de contradicciones sutiles y flagrantes, carente de sustento en documentos” y en él “no hay una palabra sobre las causas morales y culturales de la situación chilena, aunque la obra llama continuamente a un comportamiento ético a favor del interés general, de la preocupación de unos por otros”.

Además, el abogado acusa a los autores de “inventar un elefante gordo y pesado, al que es fácil dispararle y, obviamente, dejarlo herido de muerte”, refiriéndose a un neoliberalismo que nunca ha existido en Chile según el partidario de la dictadura.

“Los autores inventan una figura modélica basada en El Ladrillo, pero ignoran completamente la Declaración de principios del Gobierno de Chile de 1974, y todos los textos y documentos subsidiaristas que han dado en gran medida desarrollo a las ideas del Gobierno Militar”, señala.

Y para el final remata diciendo que “como todos los males del país los causa el Neoliberalismo originado en el 73 y continuado por la Concertación desde el 90 -aunque atenuadamente- los autores concluyen que en el país la ciudadanía ha sido devaluada. Ya veremos cómo intentan explicar esa historia y el modo en que ellos la reconstruirán”.