La candidata de la derecha en las elecciones presidenciales del 17 de noviembre, Evelyn Matthei, presentó hoy su programa de gobierno, que pone el acento en “mejorar la educación y la salud” y en mantener el crecimiento económico.

La ex ministra de Trabajo apostó por la continuidad en materia económica de lo hecho por el Gobierno de Sebastián Piñera.

“Nosotros creemos que si Chile ha sido una excepción en Latinoamérica en cuanto a crecimiento, en equidad, reducción del desempleo, aumento de salarios ¿Por qué vamos a arriesgar todo eso?”, dijo Matthei.

En ese sentido, se comprometió a “seguir cuidando el crecimiento”, aunque dijo estar “absolutamente convencida” de que la expansión económica no es suficiente y que “el Chile desarrollado tiene que ir de la mano con un Chile más justo y equitativo”.

Matthei estuvo acompañada por el equipo que ha trabajado en el programa de propuestas y dirigentes de su partido, la Unión Demócrata Independiente (UDI).

Matthei criticó de forma velada las propuestas de la expresidenta y candidata opositora Michelle Bachelet, favorita en todas las encuestas, que ha anunciado que si llega de nuevo a La Moneda reformará el sistema tributario y promoverá reemplazar la actual constitución, que data de la época de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Cuando alguien está anunciando que va a cambiar por completo la Constitución y que va a hacer una reforma total y profunda del sistema tributario, lo que está haciendo es introducir elementos de inseguridad hacia el futuro que van a paralizar la inversión, el crecimiento y la creación de empleos”, aseguró.

En el ámbito de la educación, uno de los más conflictivos en el país durante los últimos años, Matthei dijo que subirá el sueldo a los profesores y que igualará la remuneración que perciben los docentes de párvulos a la del resto de profesores.

También anunció una “subvención escolar familiar” para ayudar a financiar la escolarización de los más pequeños y un premio a los profesores de excelencia que den clases en colegios de sectores vulnerables.

En salud, se comprometió a mejorar el sistema de salud pública, a construir nuevos recintos y a perfeccionar la formación de médicos especialistas.

También quiere impulsar la descentralización para dar más peso a las regiones y limitar la reelección de cargos públicos como senadores, diputados, alcaldes, concejales y consejeros regionales.