Una lamentable noticia en medio del plan de modernización anunciado por el Presidente Piñera para el Zoológico Metropolitano de Santiago. Taco, el oso polar que vive hace 15 años en Santiago, no está contemplado en ese plan, por lo que tendrá que buscarse un nuevo hogar.

“Básicamente queremos destacar lo nativo y los representantes de los distintos continentes. Como el oso polar es del Ártico, buscamos más bien representar lo que está en la Antártica, por un tema más que nada educativo”, dijo el director del Parque Metropolitano de Santiago, Mauricio Fabry, a LUN.

El oso, el piscinero favorito de los niños que visitan el zoológico, llegó a Santiago en 1998 con dos años de edad desde el zoológico de Rotterdam, Holanda. Tiene 17 años y en promedio viven hasta los 28, según informaron los veterinarios del zoológico.

Lamentable para los niños, pero quizás mejor para Taco, quizás el más cagado de calor estos días de verano en la capital.