El Consejo Nacional de la Educación (CNED) confirmó el rechazo a la acreditación de la Universidad de Las Américas en la última instancia que tenía la casa de estudios para apelar a la decisión, según ha confirmado la misma universidad a través de un comunicado. Con esta decisión, la UDLA tendrá que esperar dos años para volver a postular a una acreditación.

“Con fecha 22 de enero de 2014, el Consejo Nacional de Educación (CNED) nos ha comunicado su resolución sobre el proceso de acreditación institucional de UDLA. Quiero informarles que este organismo ha decidido no acreditar a la universidad, lo que da por concluida la tercera y última etapa de este proceso”, comunicó la UDLA.

Cabe destacar que el CNED rechazó la acreditación en primera instancia el 16 de octubre de 2012 tras lo que la universidad del grupo Laureate Internacional  apeló en dos oportunidades, la primera vez a la CNA y la segunda al CNED, según está establecido.

Así, la UDLA tendrá que esperar dos años más para postular nuevamente a una acreditación a la CNA.

Desde la casa de estudios, dijeron que la acreditación “no es un elemento esencial” para el funcionamiento académico de la universidad o “la válidez de los títulos” y anunciaron que “los estudiantes que cuentan con financiamiento estatal, ya sea CAE o becas, lo mantendrán hasta terminar su carrera”.

Según la normativa, en todo caso, los estudiantes de primer año que ingresen a Las Américas no podrán postular al Crédito con Aval del Estado, herramienta que gran parte del estudiantado chileno usa para lograr entrar a la educación superior.

Con la pérdida del CAE, la UDLA arriesga una importante disminución en sus matrículas futuras. De hecho, la UNIACC, cuando perdió su acreditación en 2012 bajó en un 40% sus matrículas, según publicó The Clinic Online cuando se produjo la caída de dicha casa de estudios.

Con todo, la UDLA cerró su comunicado manifestando que sacarán “las lecciones necesarias para enfrentar el próximo proceso de acreditación institucional, tomando en consideración las orientaciones recibidas de los organismos acreditadores y buscando la manera de incorporarlas en nuestro quehacer”.