Amalia Alejandré, abogada de Mónica Caballero y Francisco Solar, quienes fueron detenidos en España el 2 de octubre por sospechas de que habrían sido los autores de la detonación de una bomba en la Basílica del Pilar en Zaragoza, denunció la supuesta colaboración de autoridades chilenas en la detención de ambos, según informa Bío Bío Chile.

El 13 de noviembre del año pasado, la policía española tomó detenido en Barcelona a Mónica Caballero y a Francisco Solar, y el juez a cargo de caso, Eloy Velasco, los acusó de pertenencia a organización terrorista, estragos por los hechos registrados en la Basílica del Pilar y tentativa de estragos, por la presunta planificación de otro ataque en la Basílica de Montserrat en Barcelona. Caballero y Solar habían llegado de España tras ser absueltos por los tribunales chilenos por el caso bombas.

El pasado 17 de diciembre, Velasco levantó el secreto de sumario, y en el primer informe se dio a conocer que se identifica en un 21% a ambos chilenos en las imágenes que aparecen en las cámaras de seguridad de Barcelona y en las del metro de Zaragoza. Un segundo informe entrega datos sobre el “carácter terrorista” de tres grupos anarquistas, entre los que se encuentra el movimiento Mateo Morral, el que integran supuestamente ambos detenidos.

Pos su parte, Alejandré, recalcó que aun no hay pruebas biológicas o declaraciones que verifiquen la participación de ambos en los sucesos.

“Dicen que hay similitud de un 21%. Pero el resto de pruebas biológicas como huellas dactilares, restos de saliva, de pelo, u otra muestra de nuestro cuerpo, no tiene la policía contra ellos”, expresó la abogada defensora.

Por su parte, el juez pronunció 15 diligencias, entre las que se encuentra un informe técnico de los explosivos que se usaron en aquella ocasión, la identificación antropomórfica de las imágenes de video, pruebas de ADN a una cabina en donde se efectuó el llamado de aviso de bomba, y por último, informes de pertenencia de los presuntos culpables a grupos terroristas.

A partir de este último punto, la Alejandré consignó que aun no se tienen las pruebas para asegurar que Caballero y Solar pertenecen a agrupaciones terroristas. “Él (juez Velasco) no ha podido establecer una conexión de estas organizaciones que están declaradas en la Unión Europea en una lista de grupos terroristas, no establece conexión de ellos para pertenecer a esas organizaciones”, dijo.

En estos momentos existe solo un testigo que dice que vio salir desde la catedral Zaragoza a los supuestos autores del ataque. Según fuentes de La Radio en la capital de España, los testigos reconocen a tres personas distintas al equipo policial que observaron los primeros interrogatorios.

La defensa de los imputados además, impugnará la presunta colaboración de policía chilena y de Gonzalo Yuseff, director de la Agencia Nacional e Inteligencia (ANI), quien se encontraba en España cuando el arresto se registró.

Por otro lado, el miércoles pasado, Solar fue trasladado desde Madrid a una cárcel ubicada en Córdoba, mientras que Caballero permanece en la cárcel de mujeres de Brieba.

De ser condenados, ambos podría tener hasta 40 años de cárcel.