Con las declaraciones de cuatro funcionarios de Carabineros se inició la cuarta jornada de juicio oral contra el machi Celestino Córdova, quien está acusado por los incendios en el Fundo Santa Isabel y en la casa del matrimonio Luchsinger Mackay, que perdió la vida durante el ataque durante la madrugada del 4 de enero del 2013.

Entre los policías que entregaron sus testimonios están los cabos Luis López y Alejandro Rivera, quienes arrestaron al imputado. Ellos aseguraron que mientras cumplían medidas de protección en el Fundo Palermo Chico, colindante con el predio de los Luchsinger Mackay, vieron el fuego, escucharon disparos y los quejidos de una persona que se acercaba hacia el sector de un arroyo y encontraron a Celestino Córdova baleado quien, al ser consultado por su identificación, habría respondido que no estaba dispuesto a hablar y que pertenecía a la etnia Mapuche.

Según el relato de los pacos, el machi vestía ropa negra, llevaba cubierta su cara con una polera del mismo color y portaba una pequeña linterna amarrada a su cuerpo.

Seguidamente, en la jornada declaró otra pareja de Carabineros, los cabos Omar García y Manuel Barros, quienes fueron enviados al lugar para adoptar el procedimiento la madrugada del 4 de enero. En su testimonio, afirmaron que desde su carro policial avistaron a un segundo sujeto, quien vestía ropas similares a las de Córdova y permanecía agazapado. Al intentar detenerlo, el desconocido habría apuntado con una escopeta a los policías, facilitando su huída.

El fiscal regional de La Araucanía, Cristián Paredes, explicó que “durante la jornada de hoy han declarado cuatro efectivos policiales que han dado razón suficiente de las circunstancias de la detención de Celestino Córdova. No olvidemos que fue detenido huyendo desde el predio de la familia Luchsinger Mackay, transitando por un sembradío de papas, herido, con ropas que favorecen la clandestinidad y con su rostro semi cubierto. Además, al momento de ser controlado por Carabineros incluso, rehusó reconocer su identidad. Todas estas circunstancias dan cuenta de la participación del acusado en estos hechos”.

La autoridad regional del Ministerio Público, añadió que “Córdova huyó desde el lugar del incendio, la casa con el matrimonio que permanecía aún con vida al interior, hacia otro sector en dirección opuesta al sentido del fuego transitando por el interior del predio de la familia Luchsinger Mackay”.

Vea también “Donald Mackay: “Un día están pidiendo paz en la Araucanía y otro haciendo actos que son como de terrorismo”