Reyes tiene un largo historial en la defensa de los militares procesados por violaciones de derechos humanos. Ha sido abogado de Manuel Contreras, el tristemente célebre director de la DINA.

El profesional, el primer decano de la carrera de derecho de la Universidad Central, también asesoró procesalmente a la Colonia Dignidad, tal como lo menciona el “Libro Negro de la Justicia Chilena” de la periodista Alejandra Matus.

Torres Pulgar está formalizado por los delitos antedichos y se encuentra en prisión preventiva en una unidad policial, luego que la Corte de Apelaciones de Santiago confirmara esta “medida cautelar real”.

Esta causa no ha sido fácil para la Centro Norte, indagatoria a cargo de la perseguidora Ximena Chong. El año pasado en varias oportunidades, a través de la Fiscalía Nacional se solicitó a Investigaciones que levantara el secreto sobre los agentes de la Brigada de Inteligencia Policial (BIP) que habían hecho seguimiento a Reyes, lo que permitió su posterior detención, tortura y que el joven fuera obligado a entregar su clave de Facebook.

La institución se negó aduciendo que se trataba de una materia secreta, protegida por el Sistema de Inteligencia del Estado (SIE) y que sólo el Ministro del Interior podría dar esa orden.

Luego de siete meses de espera, recién la semana pasada la PDI hizo entrega de los antecedentes, sólo gracias a que el ministro del Interior Andrés Chadwick así lo determinara.

En todo caso, aún así la PDI se demoró algunos días. Tanto así que el fiscal regional Centro Norte, Andrés Montes debió enviar un oficio a la Corte de Apelaciones de Santiago para que los ratis cumplieran la orden.
De todas formas, la PDI, a través de un oficio, publicado la semana pasada por este diario, “sugirió” que los antecedentes y las identidades ligadas a los agentes de la BIP, sean mantenidos en reserva por la fiscalía.

Lea además

PDI “sugiere” que nombres de agentes de inteligencia indagados por tortura sean mantenidos bajo reserva

Ex coronel de la FACH y abogado del Mamo Contreras ligados a pareja del espía ruso