Según las cifras del Centro Regional de Información y Apoyo a la Prevención Social del VIH (Crispas), la demanda por preservativos en la Región Metropolitana se triplicó en el 2012. De esta manera, los organismos que trabajan relacionados con temas de prevención de esta y otras enfermedades esperan que este año los jóvenes y adultos serán más cuidados al momento de tener sexo.

Según el diario La Tercera, los jóvenes se acercan voluntariamente a distintos puntos de distribución. Que ya no son sólo en la Seremi de Salud, consultorios y hospitales, sino también en otros lugares donde se realizan actividades sociales. Y la cifra no es menor: la Seremi recibió alrededor de 400 mil condones para entregar.

Valentina Balmaceda, coordinadora técnica de Crispas, explicó a La Tercera que “en las ferias saludables, por ejemplo, los jóvenes hoy se acercan y piden preservativos a las autoridades sanitarias cuando se enteran que se están repartiendo. Creo que se está tomando conciencia, en ocasiones hasta se los pelean”.

La profesional explicó que estos lugares le enseñan a los jóvenes o a cualquier persona que se acerque con un dildo para que aprendan a utilizar el preservativo correctamente.