Un tribunal francés reconoció hoy el “daño emocional” a cinco seguidores de Michael Jackson y les concedió una indemnización simbólica de un euro (poco más de 700 pesos), a cargo del médico al que se responsabilizó de la muerte del célebre cantante estadounidense.

Se trata de la primera vez que un juzgado francés se pronuncia de esa manera y que “reconoce el estatuto de víctimas” a los querellantes (un suizo, un belga y tres franceses), que habían recurrido al Tribunal de Instancia de Orleans, explicó a Efe su abogado, Emmanuel Ludot.

El magistrado consideró que los demandantes probaron su “afección” hacia Michale Jackson y, en consecuencia, condenó al doctor Conrad Murray, sentenciado en Estados Unidos a cuatro años de cárcel por el homicidio involuntario del llamado “rey del pop”, quien murió por sobredosis de anestésicos el 25 de junio de 2009, a la edad de 50 años.

La justicia estadounidense condenó en su día al médico al considerar que cometió negligencias severas en el cuidado de su paciente, a quien le suministraba fármacos para dormir.