Tras seis días del juicio en contra de Celestino Córdova, a quien se le acusa de haber sido el responsable de la muerte del matrimonio Luchsinger, esta semana la fiscalía inició la presentación de documentos y declaraciones por otro suceso que habría cometido Córdova: el incendio que el 22 de diciembre de 2012 afectó al fundo Santa Isabel, de la familia Seco Fourcade.

Pío Seco y María Isabel Fourcade, matrimonio dueño de la casa patronal, declararon ayer en el juicio. El momento más extenso fue cuando Fourcade entregó su testimonio, quien en más de una hora dio a conocer los hechos y dijo que reconocía a Córdova como la persona que “me retuvo durante el tiempo que duró todo”, según indica El Mercurio.

Según las declaraciones del matrimonio junto al yerno de Fourcade, Juan Pablo Serra, y el hijo de los cuidadores del fundo, quien habló detrás de un biombo, un grupo de ocho a diez personas con el rostro cubierto irrumpió en el recinto. Tres de ellos entraron quebrando los vidrios de quincho en el que se encontraban los dueños, su hija, y el yerno.

Pío Seco comenzó a buscar un arma para poder defenderse, mientras que los sujetos se encontraban reteniendo a su familia en el suelo.

“Mi marido arrancó hacia la casa (…) Veo que se me viene una persona encima, me pesca del pelo y me dice: “¡Al suelo! ¡No me mire, este es un atentado mapuche!”. Otros sujetos sacaron a mi hija y mi yerno. Le ofrecí dinero y me dijo: No, buscamos armas. En eso sentí los gritos de mi marido,al que le pegaban”, explicó María Isabel Fourcade.

Según lo que afirmó Seco, quienes ingresaron aquel día a su fundo, querían armas. “Yo les dije que tenía una pistola. Al ver que tenía más me siguieron golpeando”, sostuvo. Finalmente, el grupo se llevó ocho armas de la casa.

Fourcade reconoció los zapatos y chaqueta de Córdova, y cuando se le preguntó si reconocía a la persona en la sala, dijo “sí, está vestido de verde”, refiriéndose a Córdova. “No podría olvidar su mirada (…) yo no veo maldad en sus ojos, yo tampoco tengo maldad en los míos”, expresó.

El abogado de Córdova, al término de la audiencia, aseguró que el testimonio de Fourcade es de alguien “que sufre estrés postraumátco, porque incluyó detalles que no estaban en su primera declaración. Eso es un fenómeno estudiado por los tribunales ya que en ese estado se afirman cosas que distan de la realidad. No estamos diciendo que miente, sino que es alguien que es víctima de un hecho grave”, concluyó.