La empresa Monsanto Chile acusó este lunes la existencia de una “estrategia mediática carente de bases técnicas” en el que se asocie a su compañía al proyecto de ley de obtentores vegetales, que deroga la actual ley de Semillas para hacer posible la promulgación del Convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV). Recordemos que este lunes el gobierno retiró de tramitación de la ley que lleva el nombre de la empresa.

“El UPOV 91, aprobado en general por el Senado en 2011, es la actualización de una ley vigente en Chile desde 1994, es decir, 11 años antes de que iniciáramos nuestras operaciones en el país, y es por ello que no entendemos la insistencia en denominar ‘Monsanto’ al proyecto actualmente en trámite”, señaló el gerente general de Monsanto Chile, José Ignacio Salazar.

El ejecutivo de la empresa cuyo trabajo en Chile se inició en 2005, aseveró que este proyecto no cambia el marco jurídico de la industria semillera en Chile, ni perjudica a los pequeños agricultores ni a aquellos agricultores que no deseen utilizar variedades comercialmente disponibles. “Una vez más debemos decir que no entendemos la insistencia en denominar ‘Monsanto’ al proyecto actualmente en trámite. Es una estrategia mediática carente de bases técnicas. El UPOV 91, aprobado en general por el Senado en 2011, es tan solo la actualización de una ley vigente en Chile desde 1994, es decir, 11 años antes de que iniciáramos nuestras operaciones en el país”, aseveró.

José Ignacio Salazar manifestó, según un comunicado emitido desde la compañía, que de tanta o mayor relevancia que la discusión del proyecto de ley mencionado, es discutir el cómo generar una línea de base adecuada de los recursos genéticos disponibles en el país y cómo asegurar su preservación en bancos de germoplasma gestionados por el Estado.

“Lo anterior, permitirá también responder a las suspicacias generadas sobre este proyecto de ley, es realizar un esfuerzo serio por catastrar y aumentar la capacidad de resguardo de todas las variedades de semillas autóctonas y recursos genéticos vegetales con que cuenta el país. Estamos convencidos, también, que este esfuerzo debe trascender a la discusión de una ley en particular y corresponde a una decisión de Estado”, expresaron desde Monsanto Chile.

El proyecto sobre obtentores vegetales será retirado de su tramitación en el Congreso por un acuerdo entre el Gobierno y legisladores del pacto Nueva Mayoría, según anunció la Segpres este lunes.

Vea también: ¿Por qué Monsanto es la peor compañía sobre la faz de la tierra?