Una fecha para la primera movilización nacional convocada por los estudiantes y la definición de sentarse a dialogar con el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, serán los dos temas más importantes a tocar en la próxima reunión de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que se llevará a cabo este sábado en la Universidad de Atacama, en Copiapó.

Esto aseguran miembros del movimiento estudiantil, quienes desde el año pasado han remarcado que el 2014 será un año de movilizaciones.

El debate sobre cuándo salir a las calles se da en medio de las críticas que generaron las definiciones sobre lucro y financiamiento que realizó el titular del Ministerio de Educación (Mineduc) el martes en la noche en el programa “El Informante”, de TVN y que fue la primera aclaración de cómo se perfila la gran reforma educacional prometida por Bachelet.

Fin al lucro… a medias

Eyzaguirre aseveró que se mantendrá el subsidio a la demanda en las universidades, lo que es rechazado por los estudiante.  Al respecto adujo que “hay un financiamiento a la oferta, a la universidad, que tiene que ver con la investigación que hace, que viene del Estado, que es financiamiento basal. Y hay otro financiamiento, que viene por parte de los estudiantes que eligen a esa institución”, sostuvo.

Al respecto, Melissa Sepúlveda, presidenta de la Fech, recalcó que en este tema ya se perfila una primera diferencia.

Por esa razón, señala, el diálogo que pueda existir con el gobierno, que será definido este sábado, es clave.  “Es justamente lo que vamos a conversar, qué tipo de relación vamos a tener con el ministro. En todo caso, no será una mesa resolutiva, es sólo un primer acercamiento”, dice.

En esa misma línea, la presidenta de la Feuc, Naschla Aburman, dice que las asambleas están tomando nota de las primeras señales del Gobierno, pero aclara,  al igual que Sepúlveda y otros dirigentes, que la apertura al diálogo es una postura que siempre ha estado en los estudiantes y que fue ratificada en el Confech anterior, realizado hace tres semanas en Temuco.

“La discusión de ayer (martes) sobre este asunto no fue profunda ni transversal como creemos nosotros que tiene que ser para una reforma educacional como la que estamos buscando”, argumenta Aburman. Además, la dirigente recalca que les preocupa que se hable del fin al lucro “como ellos lo han expresado” cuando en realidad se estaría sólo reemplazando el copago por subvención estatal a través de vouchers.

“Me parece que es un engaño a la ciudadanía cuando se dice fin al lucro sin especificar, porque por un lado tenemos al gobierno, con Elizalde diciendo que esta iba a ser una reforma fundacional, que por lo mismo querían sacar estos proyectos de ley, que querían cambiar el concepto de la educación, pero permitir que en la educación privada se pueda lucrar es una contradicción de concepto. Si la intención de este gobierno es hacer una reforma parcial, que lo transparenten. Nosotros estamos por un cambio en todo el sistema educativo, donde la educación no sea nunca una oportunidad de hacer negocio y ese nunca sea de verdad un nunca”, consigna.

Marcha post reunión con Eyzaguirre

Como la primera bajada de los proyectos no dejó contentos a los estudiantes, en la Confech consideran que sería un error restarse de un diálogo preliminar con el ministro. Por esa razón, más que definir si van o no a reunirse con Eyzaguirre en los próximos días, el análisis estará dirigido a cómo va a establecerse el diálogo.

“Lo que se dijo deja muchos espacios y mucha incertidumbre y creo que es esencial que esas incertidumbres se conviertan en certezas lo antes posible para saber realmente cuál es la reforma que están proponiendo, porque si no se lleva a la ciudadanía a creer que casi se va a salvar el mundo y, en cambio, hay letra chica”, dice Aburman.

“También queremos que se pronuncie sobre las universidades investigadas por lucro, porque aún no hay posición frente a ello. Creemos que se sigue con la misma lógica”, agrega Takuri Tapia, presidente de la Feusach.

Según Tapia, es clave saber cuál será la verdadera postura, ya que los grandes enunciados hechos por Eyzaguirre no son considerados iguales a los del ministro vocero, Álvaro Elizalde, que “ha señalado que sólo hablarán dentro de los márgenes del programa”.

Por esa razón, la muestra de apoyo ciudadano es clave -tal como ocurrió en 2011 con la administración Piñera- para lograr detener lo que los estudiantes consideran que no es significativo al sistema educacional como se ha prometido.

“Han habido varias señales positivas de forma que ha dado el gobierno, como la inclusión de ex dirigentes estudiantiles, el retiro de proyectos de ley, la carta que envió el ministro a la Confech pero falta que muestren las posiciones de fondo”, remata Sepúlveda.

Con todo, Eyzaguirre sigue con una agenda intensa de reuniones. Este mediodía será el turno del Consejo de Rectores (Cruch), donde seguramente explicará en mayor profundidad los dichos de la entrevista de TVN, donde hizo una diferencia entre universidades estatales y privadas.

“Hay universidades privadas con sentido público, que hacen muy buenas investigaciones, la Universidad Católica, por ejemplo, pero que siempre tienen un dueño. ¿Y que pasa si ese dueño en algún momento tiene una diferencia con el Estado?”, fue una de las definiciones que realizó el titular del Mineduc el martes por la noche.