Andrés Allamand fue entrevistado hoy por El Mercurio donde criticó la falta de diálogo que hay desde La Moneda y asumió que poco se puede hacer en una Alianza que es minoría en todos lados.

El ex precandidato presidencial señaló que “para algunos ha sido una sorpresa constatar la dura realidad. Somos una minoría, y la Nueva Mayoría tiene hoy los quórums para hacer cualquier reforma… para cambiar el sistema electoral, modificar todas las leyes orgánicas constitucionales. Lo que quieran. Por lo tanto, solo nos queda la alternativa de tener mejores argumentos para prevalecer”.

Consultado por el tan manoseado “diálogo” con el gobierno el senador dijo que “Hasta ahora no veo en el Gobierno, ni en los ministros, ninguna voluntad real de establecer un diálogo más allá de las palabras. Esto, aparte de las relaciones personales que tenemos los senadores, y yo tengo muchos amigos. El episodio de la semana, el de la retroexcavadora, por mucho que la Presidenta la diera por enterrada, refleja algo muy presente en la mayoría de los parlamentarios y de las autoridades: que el diálogo es más para la galería, que para lograr entendimientos”.

Repasando el bullado caso de la aplanadora, Allamand analizó que “los que están bajo el instinto aplanadora es porque obtuvieron un triunfo no solo a nivel del país, sino dentro de su propia coalición. Los llamados sectores progresistas sienten que durante los cuatro gobiernos anteriores de la Concertación estuvieron permanentemente disminuidos por los más moderados; en su lenguaje, ‘colonizados por el neoliberalismo’, por los que eran partidarios del modelo. Los que triunfaron al interior de la coalición son precisamente los más críticos de lo que ellos mismos hicieron durante los veinte años. Por eso el impulso aplanadora va a estar permanentemente vigente durante este gobierno””.

El senador RN está convencido de que “la misma aplanadora se transforma en boomerang . Más temprano que tarde, incluso las mentes más afiebradas y radicalizadas de la Nueva Mayoría se van a dar cuenta que en temas tan importantes como la nueva Constitución, como una reforma educacional, como cambios de fondo al sistema de pensiones, como un nuevo régimen laboral, es mucho mejor avanzar con grados importantes de convergencia, que simplemente sobre la base de imponer su voluntad. El tiempo dirá”.

Allamand dijo que el retiro de proyectos obedece a que “se optó por hacerle reverencias al movimiento estudiantil. Veo mucho temor hacia los movimientos sociales, entre otras cosas, porque el propio gobierno ha exacerbado sus demandas”.