En la prefectura de Iwate, al noreste de Japón, llegó cerca de las 7:38 del jueves (hora local del país asiático) la primera ola producto del terremoto ocurrido durante la noche del martes en el norte del país, la cual tuvo una altura de 40 centímetros, siendo seguidas por otras dos de 20 y 30 centímetros.

El canal nipón NHK citó a una agencia metereológica como la causante de la advertencia de la llegada de esta ola, las cuales continuaron golpeando la costa de Japón durante las siguientes horas, según indica Biobío.

La agencia japonesa pidió a la gente que se mantuviera alejada de la costa mientras durara la advertencia de tsunami, la que indicaba olas de un metro de altura, además de evacuar 10.000 hogares cercanos al mar. Todo esto se realizó de forma preventiva, ya que, según las autoridades, el mar “no debería provocar daños”.

En aquella misma zona fallecieron cerca de 18.000 personas producto del tsunami producido por el terremoto del 11 de marzo del año 2011.