Un nuevo trozo del avión desaparecido el pasado 6 de octubre en Tirúa fue encontrado durante la madrugada de este miércoles cerca de la Isla Mocha.

El pedazo de metal, que tiene un número de serie, fue hallado luego de que se reiniciaran las labores de búsqueda durante la semana pasada tras el pedido de los familiares de los desaparecidos, algo que ahora se realiza con ayuda de un psíquico, según informa La Segunda.

Gladys Zúñiga, madre de uno de las personas desaparecidas en el accidente y que también oficia como vocera de las familias, aseguró que la ayuda del psíquico José Luis Caínzo, quien participó de un programa de televisión, fue “desde el primer día a bordo de una patrullera, para que lo conduzcan hasta los puntos en que él sostiene que se encuentra la avioneta”.

Por otra parte, Gonzalo Orrego, primo de dos de los tripulantes del avión Cesna 172, dijo que “lo más probable” es que el trozo de metal “pertenezca a la avioneta de don Mario (Hahn, a quién pertenecía el avión), sobre todo el último trozo, que tiene número de serie. Es muy difícil que se trate de otra aeronave que se haya perdido en el mismo lugar y con las mismas características. Además, los pedazos encontrados estaban cerca de la mancha de aceite, que fue la primera pista que hubo tras el accidente”.

La Fuerza Aérea solicitó a través de un oficio a Danilo Ramos, fiscal de Lebu, que se les considere en caso de necesitar más ayuda en la búsqueda.