Los parlamentarios de Renovación Nacional Nicolás Monckeberg y Alberto Espina comentaron la postura del partido respecto a reforma al binominal enviada por el Gobierno durante esta semana.

Respecto al tema, el jefe de la bancada de diputados de RN aseguró que “no tenemos susto a cambiar nuestro sistema electoral si lo hacemos en forma moderada, pensando siempre en el bien del país”, aunque aclaró que “nuestro primer esfuerzo va a ser que tengamos una propuesta común, no significando eso que necesariamente existan vetos cruzados a las distintas posturas”, según informa La Segunda.

Monckeberg afirmó que como partido van a “a hacer todos los esfuerzos para que nuestra decisión que está representada en un acuerdo que suscribimos con la Democracia Cristiana represente y aúne a la mayor cantidad de parlamentarios”, diciendo que “en primer lugar” de estos acuerdos se encuentra la UDI y, luego, los parlamentarios y movimientos independientes.

El senador y también jefe de su bancada, Alberto Espina, luego agregó que “queremos generar acuerdos con quienes conforman nuestra alianza, es algo natural y obvio. Vamos a buscar los entendimientos con la UDI, con Evópoli y también con Amplitud, porque el pragmatismo político nos dice que hay que conformar una mayoría para que nuestras propuestas puedan progresar”.

“Lo vamos a hacer siempre con el mejor espíritu unitario, pero con la misma franqueza decimos que no vamos a tener vetos de ningún partido político, ni movimiento que nos impida actuar de acuerdo a lo que Renovación Nacional crea que es lo mejor para Chile. La época en que se vetaba la opinión de los partidos y que significaba inmovilismo pasó”, disparó Espina.

Luego, el parlamentario aseveró que en Renovación Nacional quieren “la unidad, sí, la queremos con toda la Alianza, por supuesto. La queremos ampliar con los movimientos que han surgido en el ultimo tiempo, pero los vetos no los vamos a aceptar, aun cuando se nos pretenda desacreditar el día de mañana. Si hubiésemos aceptado veto, en Chile, todavía seguirían los Senadores Designados, el Concejo de Seguridad Nacional y una cantidad de normas que logramos despejar con la profunda convicción de que mejorar la democracia es un deber de todos”.